Vitoria activa la fase 1 del Plan de Nevadas e incrementa los recursos para hacer frente a la nieve y hielo

Vitoria ha amanecido nevada este miércoles. /Jesús Andrade
Vitoria ha amanecido nevada este miércoles. / Jesús Andrade

La Diputación de Álava recomienda conducir con precaución y restringe el paso por algunos puertos de montaña

JUDITH ROMERO

Álava se enfrenta a la ola de frío más continuada de lo que va de invierno. La Diputación alavesa y el Ayuntamiento de Vitoria se afanan en reducir el impacto de la nieve en los desplazamientos por calles y carreteras. Por ello, este miércoles, el Consistorio de la capital alavesa ha activado la fase 1 del Plan de Nevadas para hacer frente a la nieve y el hielo, lo que implica un incremento en el número de recursos disponibles. De esta manera, a partir de la noche de este miércoles, habrá 10 máquinas en Aguirrelanda equipadas con cuchillas quitanieves y esparcidores de fundentes, mientras que otras 20 máquinas trabajarán desde primeras horas de este jueves en la limpieza de aceras y recorridos peatonales.

Esta medida responde a las previsiones meteorológicas anunciadas por Euskalmet, que anuncian para las próximas horas que la cota de nieve se situará entre los 100 y los 300 metros de altitud, pudiéndose acumular hasta 15 centímetros de nieve y con posibilidad de heladas.

Los termómetros han descendido hasta los -2º y en las horas centrales del día tan sólo han subido hasta los 4 grados, mientras la previsión indica que la nieve cubrirá de blanco el territorio. Se espera que las precipitaciones de este miércoles arrecien este jueves hasta alcanzar los 15 centímetros de espesor en algunos puntos urbanos y hasta 25, a partir de los 1.000 metros. Por eso, el Gobierno vasco ha activado la alerta naranja ya que se espera que lo peor llegue a partir de la tarde y que se extienda hasta este jueves a mediodía. Las precipitaciones podrían remitir en ese momento, pero las temperaturas mínimas seguirán siendo tan heladoras como las de hoy.

En estos momentos la red principal de carreteras continúa abierta, aunque la Diputación recomienda circular con precaución. A las 16.30 horas sólo el puerto de Orduña permanece cerrado al tráfico, aunque a los largo de la mañana han sido varios los que han presentado problemas, como en Opakua o Bernedo.

Habrá precipitaciones dispersas a lo largo de este miércoles, pero todo lo que caiga lo hará en forma de nieve. En la capital alavesa, donde algunos vecinos ya se han encontrado pequeñas placas de hielo en las aceras, se ha despertado a 0 grados, Campezo a 1 grado negativo y Salvatierra a 2 bajo cero. Se recomienda caminar con precaución para evitar resbalones.

La Diputación alavesa, que este martes puso en marcha su dispositivo de viabilidad invernal, ha desplegado medios con especial atención al Valle de Ayala y la vertiente cantábrica, zonas en las que se prevén los mayores espesores de nieve. Para evitar el colapso, la Diputación alavesa ha aumentado de nueve a once el número de quitanieves desplegados por las principales carreteras. Estos contarán con el apoyo de una treintena operarios y dos patrullas de miñones. Por su parte, las cuadrillas alavesas también trabajarán en acondicionar las vías de sus respectivas zonas, y es que la situación meteorológica podría empeorar al mediodía. No se descartan cortes intermitentes en la AP-68 para que las quitanieves puedan despejar la carretera. Es por eso que es importante dejar despejado el carril de la izquierda en todo momento y respetar su prioridad.

Noticias relacionadas

La llegada de nuevas masas de aire frío que se espera para este miércoles podría provocar la entrada de chubascos desde el mar y traer consigo todo tipo de precipitaciones. Eso sí, la que se presenta como la semana más fría de este invierno hasta la fecha también traería consigo granizo de tamaño pequeño según la Agencia Vasca de Meteorología (Euskalmet).

Aunque Rioja Alavesa tendrá un riesgo elevado durante toda la jornada, Aemet señala la Cuenca del Nervión y la Llanada alavesa como las principales áreas que se encuentran en alerta naranja. La probabilidad de nevadas será de entre el 40% y el 70% en estos rincones de la provincia y se espera que la cota de nieve descienda hasta los 100 ó 300 metros. Podría subir brevemente en las horas centrales de la jornada, pero en cualquier caso los expertos no esperan que supere los 500 metros antes del viernes.

El viento soplará del norte y tendrá rachas muy intensas en las áreas de montaña, pero las máximas apenas llegarán a los 2 ó 3 grados, también en la capital. Sin embargo, en algunas zonas puntuales de Rioja Alavesa podrían llegar a acumularse hasta seis centímetros de nieve por encima de los 300 ó 500 metros, y las heladas débiles que harán acto de presencia en todo el territorio podrían intensificarse en zonas altas. Es por ello que la Administración foral activó el programa de viabilidad invernal en la mañana de ayer en previsión de la llegada de la nieve.

Suspender excursiones

El Departamento vasco de Seguridad emitió ayer varios consejos para hacer frente a las nevadas tras activar la alerta naranja. Entre ellos se encuentran informarse del estado de las vías de tráfico antes de salir de casa, evitar viajar en situaciones extremas y hacer uso del transporte público en la medida de lo posible. El Gobierno vasco también recordó que conviene suspender las salidas y excursiones a la montaña mientras la alerta continúe en vigor.

Ayer hubo que esperar hasta última hora para observar las mayores nevadas que provocaron que los coches tuviesen que circular con cadenas por los puertos de Herrera, Vitoria y Zaldiaran.

En cifras

100
metros de altura es la cota mínima en la que se espera nieve entre hoy y mañana.
15
centímetros de espesor máximo se espera mañana en los núcleos urbanos.
-20
grados es la mínima que se prevé en Álava con una subida hasta los cuatro grados en las horas centrales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos