Inician el derribo del fallido restaurante de El Mineral

Trabajadores de Esconsu empezaron a despejar las parcelas. / J. ANDRADE
Trabajadores de Esconsu empezaron a despejar las parcelas. / J. ANDRADE

Las obras durarán dos meses, ya que se retirarán las piezas una a una para colocar después un jardín

A. CARAZO VITORIA.

Punto final para El Mineral. Ya han comenzado las labores de derribo del otrora concurrido bar-restaurante, que llevaba casi una década abandonado y que incluso se había convertido en el cobijo de algún 'sintecho'. Operarios de la empresa Esconsu han empezado con las tareas previas a lo que será la 'deconstrucción' de la estructura y es que no se tirará a la fuerza, sino que se retirarán una a una las diferentes piezas que conforman el edificio -como si se tratase de un auténtico puzzle- que en el pasado recibió premios por su diseño sostenible.

Estos trabajos, que se prevé que duren dos meses, han supuesto un desembolso de 49.277,26 euros para las arcas del Consistorio vitoriano. El Gabinete Urtaran ha decidido que el local hostelero sea sustituido por una zona verde. Para eso, se tendrá que cubrir el sótano y los volúmenes ocupados por los cimientos con una solución a base de capa vegetal. Así, se sumarán 447,91 metros cuadrados más de naturaleza a una parcela que está localizada junto al 'bidegorri' de la calle Tanis Aguirrebengoa y rodeado por un bosquecillo de castaños de indias.

Lucha administrativa

La construcción del edificio supuso en 2001 un desembolso cercano a medio millón de euros. Hasta entonces, el entorno de la conocida como fuente de Zidorra -de donde brotaban aguas sulfurosas- permaneció desierto durante un lustro tras el incendio de una caseta que había en este mismo lugar.

Ahora llega el adiós para El Mineral, que se convirtió en una clara imagen del abandono tras años de lucha administrativa entre el Ayuntamiento y el concesionario del bar-restaurante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos