Un informe avala que Vitoria gestione de forma directa la limpieza con la actual plantilla

Protesta de los trabajadores de la contrata de limpieza de FCC en Vitoria./Jesús Andrade
Protesta de los trabajadores de la contrata de limpieza de FCC en Vitoria. / Jesús Andrade

La Secretaria General del Pleno aclara que si el Ayuntamiento asume el servicio los actuales empleados fijos de FCC «seguirían siéndolo»

Iosu Cueto
IOSU CUETO

A menos de dos semanas para que Vitoria soporte su primera huelga de basuras en 26 años, un informe municipal analiza la posibilidad de que el Ayuntamiento gestione esta tarea de forma directa, evitando así que el contrato más cuantioso -que implica un gasto de casi 23 millones al año- siga en manos privadas. Según ha podido saber EL CORREO, un análisis jurídico firmado por la Secretaria General del Pleno a petición de EH Bildu sostiene que la actual plantilla fija «seguiría siéndolo» si el Consistorio asumiera el servicio a través de una sociedad mercantil. Es decir, la misma fórmula empleada en Amvisa, Tuvisa o Ensanche 21.

Como es sabido, las empresas que gestionan el contrato, FCC y GMSM Medioambiente, pidieron en marzo al Gabinete Urtaran la resolución del contrato, que acababa en 2023, al considerar que ya no les salía rentable. En paralelo, el conflicto entre ambas firmas y la plantilla -que sigue limpiando la ciudad hasta que esta cuestión se resuelva- se ha agravado hasta el punto que el comité ha convocado una huelga entre los días 20 y 26 de este mes, lo que afectará al Azkena Rock y las fiestas de San Juan. Ante a este doble frente, el Gobierno municipal trabaja para, por un lado, dejar sin efecto el contrato -que como pactó con FCC no prevé indemnizaciones en ninguno de los dos sentidos- y, por el otro, evitar el inicio de la huelga.

Ante esta delicada situación, los grupos de izquierdas -no solo EH Bildu, Podemos e Irabazi, sino también el propio PSE, socio de Gobierno- han reclamado al PNV «la gestión directa del servicio», lo que supondría «un ahorro millonario» para el Ayuntamiento. No obstante, el PNV ha rechazado esa vía en varias ocasiones ante la posibilidad de que parte de la actual plantilla de FCC «pierda su trabajo» al verse obligada a superar una oferta pública de empleo (OPE).

«Mismas condiciones»

Ahora, la secretaria general del pleno analiza la gestión directa del servicio de limpieza mediante la creación de una «hipotética» sociedad mercantil de titularidad municipal, un tipo de compañía que se regiría por el derecho laboral. La funcionaria aclara que si se extinguiera el actual contrato con FCC por alguna de las causas previstas en la legislación de contratos públicos, la mercantil municipal «se subrogaría en la posición de empleador», por lo que los trabajadores «mantendrían sus condiciones». Los fijos «seguirían siéndolo» y no se convertirían «en indefinidos no fijos». Es decir, que podrían esquivar una posible OPE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos