Errekaleor replica con otro informe que «no hay riesgo» para los residentes en el barrio

Dos jóvenes pasean por el barrio 'okupa' de Vitoria. /Jesús Andrade
Dos jóvenes pasean por el barrio 'okupa' de Vitoria. / Jesús Andrade

El estudio, presentado a todos los grupos políticos por los firmantes del manifiesto 'Errekaleor Bai', ha sido realizado por la arquitecta Almudena Pérez y 15 profesionales más y descarta problemas como la aluminosis

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Representantes de los 141 firmantes del manifiesto ‘Errekaleorri Bai’ han presentado este jueves en el Ayuntamiento de Vitoria un informe que valora el estado de conservación del barrio ‘okupa’. Según este trabajo, que sus impulsores han calificado de «imparcial y neutro», realizado por la arquitecta Almudena Pérez y avalado por 15 profesionales más, «el estado de las viviendas de Errekaleor no presenta razones para su derribo» y sus vecinos «no están en peligro». Con él preteden dar la réplica a los informes técnicos del Ayuntamiento de Vitoria, del Gobierno vasco y de otras instancias públicas que decían exactamente lo contrario y que, de hecho, recomendaron cortar el suministro de energía al barrio para evitar desgracias personales.

Tal y como ha señalado Txema Ramirez de la Piscina, profesor de la facultad de Periodismo de la UPV y uno de los firmantes del manifiesto, el objetivo de este informe técnico es que «se tenga en cuenta para que los cargos políticos adopten una decisión con todos los argumentos necesarios. Confiamos en que pueda tener peso en futuras decisiones». En este sentido, esta misma mañana ha sido registrado en el Consistorio y presentado a representantes de todos los grupos políticos y según ha subrayado Ramirez de la Piscina la actitud de todos ha sido «receptiva y positiva» a pesar de que desde ciertos partidos como EH Bildu o Podemos se ha mostrado un mayor interés. Durante el acto también han estado presentes otras personalidades de la cultura favorables al proyecto de Errekaleor Bizirik como la bertsolari Oihane Perea o el músico Bingen Mendizabal.

Aval del Colegio de Arquitectos

El escrito, sellado por el Colegio de Arquitectos y el de Aparejadores de Álava, apunta que «argumentos presentados anteriormente como el de la aluminosis no se sostiene ya que no es real ni existe tal patología. Por otro lado, dice que no existen problemas relacionados con el amianto si no se manipula y que el barrio reúne las condiciones de habitabilidad necesarias para que las personas puedan seguir viviendo». Por ello, los firmantes insisten en que «los argumentos que se estaban manejando –por parte del gobierno municipal– no tenían argumento sólido» y en que es falso que Errekaleor no reúna las condiciones mínimas de salubridad e higiene. «Es más, el informe dice que gracias a la acción rehabilitadora de las personas que lo habitan, el barrio está en mejores condiciones que hace tres o cuatro años», añaden.

En los próximos días, se volverá a realizar una visita al barrio con más arquitectos «para comprobar su estado ‘in situ’». Los firmantes del manifiesto ‘Errekaleorri Bai’ también han aprovechado para incidir en que el proyecto Errekaleor Bizirik «enriquece la diversidad de la ciudad y se ha convertido en un símbolo» y para apoyar la campaña de financiación colectiva para conseguir placas solares tras el corte de luz que sufrió el barrio.

Han acabado su discurso pidiendo «que se detenga el proceso de derribo y comience uno de diálogo» ya que «Errekaleor es un barrio con un lugar especial en la historia urbanística de la ciudad. Es historia viva de las personas que en la segunda mitad del siglo pasado se convirtieron en nuevos vecinos de Gasteiz. Al no existir graves problemas de seguridad, derribar este legado histórico nos es ni ecológico, ni rentable, ni positivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos