La huelga dejará Vitoria con veinte autobuses urbanos y un tranvía cada 45 minutos

La huelga dejará Vitoria con veinte autobuses urbanos y un tranvía cada 45 minutos

La Diputación fija para sus residencias, con importante presencia de trabajadoras, unos servicios mínimos de entre el 70% y el 50%

SALVADOR ARROYO

Un tranvía cada 45 minutos y al menos una veintena de autobuses en circulación de los 70 que integran la flota de Tuvisa –con especial refuerzo en la línea 2, conocida como la "periférica"–. Así se concretaría en la jornada de huelga del Día Internacional de la mujer 2018 ese 30% de servicios mínimos que el Gobierno vasco ha establecido para este jueves. Euskotren dispondrá 20 convoyes en las dos líneas (Angulema-Abetxuko e Ibaiondo-Angulema) y en cada uno de los sentidos. Las primeras salidas del día serán a las 6.45 horas (desde Ibaiondo) y 6.49 (Abetxuko). El último metro ligero se ha programado para las 22.21 horas, entre Angulema e Ibaiondo.

En lo que se refiere a los autobuses urbanos, los servicios mínimos planteados se establecen para los paros de cuatro horas por cada turno de trabajo propuestos por la mayoría sindical (ELA, LAB, Steilas y ESK). Se ciñen a los tramos de 11.00 a 15.00 y de 18.00 a 20.00 horas. Tuvisa reprogramará las frecuencias en todas sus líneas. Así, en la L1 (Reyes de Navarra) habrá un servicio cada 50 minutos aproximadamente; en la 'periférica', con 31 servicios en cada sentido, los usuarios tendrán un autobús cada diez o veinte minutos. La parada en Portal de Bergara (L3) se realizará cada hora. En lo que se refiere a la línea 4, se establecen flujos de 40 minutos entre las 11.10 y las 14.30. Ese tiempo es el que habrá que esperar también en las paradas de las líneas 6 (Mariturri/Reina Sofía, Arkaiate), 7 (Henry Norton Stanley/Oceano Atlántico e Iliada/Boulevard), 8 (Estación de autobuses) y 10 (Naciones Unidas/Mariturri e Iliada/Boulevar Salburua).

8M - Día de la mujer 2018

Al igual que el urbano y el tranvía , circularán un mínimo de tres de cada diez autocares de Alavabus, la compañía dependiente de la Diputación Foral de Álava, que también concreta que un técnico y dos controladores tendrán que trabajar en el mantenimiento de la red de carreteras del territorio y que en sus parques de bomberos las dotaciones serán las mismas que en un día festivo; una situación que se reproducirá en Vitoria y en todos los centros hospitalarios de Euskadi.

En los servicios vinculados al Instituto Foral de Bienestar Social, con importante presencia de trabajadoras en las plantillas, se han fijado distintas cotas. Así, en las once residencias, tendrá que trabajar el 70% del personal; un porcentaje que se reforzará un 10% más en el horario de la comida.

El ente foral emplaza a que esté en su puesto la mitad del personal sanitario (ATS y enfermeras) y el mismo porcentaje en las cocinas "aunque única y exclusivamente para la preparación de alimentos". Respecto a los trabajadores de limpieza, el mínimo se sitúa en el 20%, y se asearán "solo las áreas que supongan un riesgo grave e inminente para la seguridad o la salud de las personas". En portería habrá una persona por turno.

En los once centros de día y cinco viviendas comunitarias tuteladas por la Diputación, también deberá trabajar como mínimo la mitad de la plantilla, salvo para atender desayunos, comidas y cenas (se elevará al 60%). En atención directa, el turno de noche no admitiría bajas.

A la espera de que el Ayuntamiento concrete sus servicios mínimos, en las oficinas forales los ciudadanos tendrán al menos a una persona tras la "ventanilla" en cada turno si se ven en la necesidad de realizar trámites administrativos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos