La Guardia Civil halla 1.212 plantas de marihuana en una nave industrial de Vitoria

La droga se cultivaba en una nave del polígono industrial de Oreitiasolo, en Vitoria./Guardia Civil
La droga se cultivaba en una nave del polígono industrial de Oreitiasolo, en Vitoria. / Guardia Civil

La detención de un 'correo' en la localidad burgalesa de Frías ha llevado al desmantelamiento de la plantación

ELCORREO.COM

La detención de un 'correo' con 3,5 kilos de marihuana camino de la localidad burgalesa de Frías ha conducido al desmantelamiento de una plantación de cannabis ubicada en el polígono industrial de Oreitiasolo, en Vitoria. Allí se ocultaban nada menos que 1.212 plantas de marihuana.

Efectivos de la Guardia Civil de Álava, en el marco de una investigación realizada por supuesto tráfico de drogas, procedieron el pasado 16 de enero de 2018 a la práctica de tres detenciones y una entrada y registro en una nave del polígono industrial vitoriano, logrando así la desarticulación de un grupo dedicado al cultivo de cannabis y su posterior distribución en Álava y provincias limítrofes como Burgos y Bizkaia.

La investigación se inició meses atrás al sospechar de que el lugar de cultivo de la marihuana era una nave industrial de Oreitasolo, ya que las tres personas detenidas la frecuentaban habitualmente. En consecuencia, el 16 de enero la Guardia Civil detuvo a un varón de nacionalidad española y de 42 años cuando se dirigía a la localidad de Frías (Burgos), portando en el interior del vehículo 3, 5 kilogramos de marihuana preparada para su distribución y consumo.

Después, se practicaron otras dos detenciones en Vitoria. Se trató de dos varones de nacionalidad española de 43 y 38 años y a la entrada y registro del pabellón industrial. Durante este registro, se pudo comprobar que la nave estaba adaptada con aislamiento y protección interior para el cultivo de marihuana. Los efectivos de la Guardia Civil se incautaron de 1.212 plantas de marihuana, 12 kilogramos de semilla de marihuana y 47.8 kilogramos de marihuana triturada preparada para su distribución y venta.

Los técnicos de la compañía suministradora del fluido eléctrico verificaron el uso fraudulento de electricidad al detectar que el sistema eléctrico de la nave había sido manipulado. Por esta razón, se procedió a imputar a los tres detenidos como supuestos autores de un delito de defraudación de fluido eléctrico, además del delito contra la salud pública.

Tras las detenciones, fueron puestos a disposición judicial el pasado 18 de enero de 2017. La autoridad judicial competente decretó su posterior ingreso en prisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos