Gresca con armas entre 'okupas' en Vitoria

Una de las dos pistolas requisadas y, a la derecha, la calle donde ocurrió la gresca.
Una de las dos pistolas requisadas y, a la derecha, la calle donde ocurrió la gresca. / Jesús Andrade

La Policía Local detiene a un 'vecino' de Avenida de Olárizu por desafiar con una pistola de fogueo a dos compañeros y halla otra en casa de una víctima

DAVID GONZÁLEZ VITORIA.

Como si del Bronx o del extrarradio de París se tratara, en los bloques viejos de la Avenida de Olárizu -zona controlada casi en su totalidad por 'okupas'- se vivió una fuerte gresca, con utilización de armas de fuego incluida. Sucedió la tarde del lunes. Hubo, al menos, dos personas implicadas. Todos residentes ilegales. Uno de ellos, el supuesto instigador, terminó en los calabozos de la comisaría de Aguirrelanda tras ser detenido por efectivos de la Policía Local.

El arsenal requisado por la Policía Local tras registrar la vivienda del detenido. / V. G.

Por causas que se investigan, empezaron a discutir. Al parecer un altercado previo el viernes 4, con interposición de denuncia en Aguirrelanda, tenía en sobreaviso a la Guardia urbana. El lunes, los mismos protagonistas volvieron a enfrentarse. Se lo tomaron tan a pecho que el posteriormente arrestado está acusado de sacar una pistola y disparar. Fuentes policiales señalan a EL CORREO que este sujeto llegó a ponérsela en la frente a una de las víctimas. El viernes se supone que recibió un culatazo de la misma persona a la que amenazaba.

Efectivos de la Guardia urbana, que mantenían una discreta vigilancia en esta zona, enseguida controlaron la situación. Eran las 21.30 horas. Los agentes tomaron todas las precauciones necesarias ya que, antes de intervenir se desconocía si se enfrentaban a un desconocido con un arma real o simulada. Tras quitársela, el primer cotejo apuntó a la segunda opción. Llevaba consigo también un cuchillo de diez centímetros de filo, marihuana y una sustancia compacta, presumiblemente hachís.

Registro de la Policía Local

Se trataba de una Zoraki 925 de aire comprimido que, una vez modificada, podría alojar balas de verdad de 9 milímetros parabellum. El 'propietario' de la pistola, de 27 años, acabó en las dependencias de la Policía Local en calidad de detenido. Durante el interrogatorio no hizo sino encender aún mas la mecha del desasosiego. Porque, según ha sabido este periódico, acusó a una de su víctima de guardar otra arma en su domicilio.

Como tampoco pudo especificar si era real o de fogueo, desde Aguirrelanda se solicitó una orden de registro para el día siguiente, ayer, y el 'okupa' armado pasó su primera noche en el calabozo. Con el permiso judicial, patrulleros y efectivos de la unidad de Investigación accedieron a primera hora de la tarde a la vivienda señalada, ubicada en la Avenida de Olárizu. Encontraron dos katanas decorativas, una carabina de aire comprimido, un revólver de aire comprimido, una pistola eléctrica, un bote con balines, un petardo de grandes dimensiones y un hacha de dimensiones pequeñas, que le fueron incautadas.

Asimismo, en la tarde de ayer también fue identificado y localizado el primer agresor, varón de 45 años. Se le tomó declaración en calidad de investigado y se le ocupó el arma con el que golpeó y amenazó a la víctima. El arma ocupada es de aire comprimido, simulando un arma real. Deberá responder en un futuro ante la Justicia. Al igual que la pistola decomisada la jornada anterior, también era una réplica perfecta, que podría disparar munición real una vez manipulada.

Esta mañana, el detenido ha sido puesto a disposición del juzgado de guardia, Instrucción número 2, para que tome cartas en el asunto. Podría ser acusado de varios delitos. Entre ellos el de amenazas con arma.

Fotos

Vídeos