González está convencido de que el proyecto de AVE por Rioja Alavesa «son unas líneas que se quedarán en un papel»

Ramiro González/Rafa Gutiérrez
Ramiro González / Rafa Gutiérrez

El diputado general solicita una reunión con el ministro de Fomento para «conocer más detalles» sobre esta alternativa de trazado para unir Logroño con Miranda

JUAN CARLOS BERDONCES

El diputado general de Álava, Ramiro González, considera que la alternativa que maneja el Ministerio de Fomento para unir por alta velocidad ferroviaria Logroño y Miranda –y desde ahí con la "Y" vasca y la red principal hacia Burgos y Madrid– a través de un trazado que puede transitar por Rioja Alavesa y pasar cerca de sus viñedos «es ahora mismo un proyecto con unas líneas sobre un papel y se va a quedar en eso». Pese a tratarse de la más barata de las cuatro alternativas –hay otra que ‘toca’ ligeramente el territorio por Salinillas de Buradón- con un presupuesto de 710 millones frente a otras que cuestan entre 890 y 970, el jefe del Ejecutivo foral expresa sus dudas y su rechazo a este recorrido.

«¿Hay quien pueda pensar que para unir Logroño y Miranda hay que atravesar Rioja Alavesa –los municipios más afectados con esa propuesta serían Lapuebla de Labarca, Elciego, Villabuena o Labastida- y pasar por un territorio con alto valor paisajístico?», se ha preguntado González, convencido de que esa alternativa no saldrá adelante. Para conocer más detalles y «ampliar la información» sobre ese proyecto, el dirigente jeltzale ha remitido una carta al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, «y también le he pedido una reunión para abordar el asunto».

Salvo que ese encuentro se produzca antes del 9 de enero, en esa fecha sí se verán las caras González y De la Serna con motivo de la visita del ministro a la capital alavesa para hacer la presentación oficial del proyecto de alta velocidad Burgos-Vitoria. Ayer en la ciudad castellana el titular de Fomento ya apuntó algunos detalles de ese tramo de AVE, presupuestado en 1.200 millones de euros (sin IVA) y que, una vez ejecutada la ‘Y’ vasca, enlazará Vitoria con Madrid en 2 horas y 5 minutos. Pero el Ministerio ha descartado el paso de trenes de mercancías por esa vía, “algo de lo que no se había tratado en las últimas reuniones”, ha asegurado Ramiro González. El Gobierno vasco «ya ha propuesto que las mercancías vayan» por la vía actual convencional, «pero vayan por donde vayan lo importante es que Júndiz va a ser la terminal de la autopista ferroviaria que nace en Lille (Francia)», añadió.

Este proyecto «comienza a ser una realidad con la inclusión, por primera vez, de una partida económica en los Presupuestos Generales del Estado», señaló el diputado general. El objetivo es que la estación de mercancías de Júndiz sea el punto en el que la mercancía de los camiones se cargue, y descargue, en trenes para después cruzar los Pirineos.

En la visita de De la Serna el 9 de enero a Vitoria también desvelará cuál será la conexión entre la ‘Y’ vasca con Pamplona, cuyo objetivo final es crear un corredor ferroviario desde Euskadi hacia Barcelona y el Levante. Se barajan dos opciones, que el TAV avance hacia la capital navarra desde Vitoria o desde el municipio guipuzcoano de Ezkio. «Hay que esperar para conocer en detalle la conexión», ha reconocido Ramiro González, «pero apostamos –desde la Diputación alavesa- por una unión directa, por Vitoria».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos