El Gobierno vasco prepara 17,5 millones para el bus exprés y el tranvía de Vitoria

González, Urtaran y Tapia, durante la presentación del proyecto de ampliación del tranvía./Rafa Gutiérrez
González, Urtaran y Tapia, durante la presentación del proyecto de ampliación del tranvía. / Rafa Gutiérrez

La consejera de Infraestructuras, Arantxa Tapia, presenta un proyecto de presupuestos para 2018 que también incorpora otro millón para el centro logístico de Arasur

Ander Carazo
ANDER CARAZO

El Gobierno vasco ha diseñado un proyecto presupuestario que incluye 17,5 millones de euros para renovar el transporte urbano en Vitoria durante 2018. La propuesta presentada este lunes por la consejera vasca de Infraestructuras, la jeltzale Arantxa Tapia, incluye 10,4 millones para la próxima implantación del ‘bus exprés’ (ahora denominado Bus Eléctrico Inteligente, BEI) en la actual línea periférica de Tuvisa, así como 7,1 millones para la extensión del tranvía al campus de la UPV y para los proyectos de las futuras ampliaciones a los ‘nuevos barrios’ de Salburua y Zabalgana. Unas cantidades que se suman a las aportaciones previstas por el Ayuntamiento (2,79 para el BEI y 1,17 para el metro ligero, según el primer borrador expuesto por el Gabinete Urtaran) y la Diputación, que todavía está pendiente de presentar sus Cuentas para el próximo ejercicio.

Sobre el ‘bus exprés’, el Ejecutivo autonómico está trabajando en la licitación de los vehículos –siete de 18 metros de longitud y cuatro de 12 metros- y las obras que serán necesarias para que eche a andar este ‘hermano’ del tranvía. Y es que, además de ser un sistema totalmente eléctrico, contaría con carriles exclusivos y preferencia semafórica para circular por las calles de la capital alavesa. El recorrido, que sustituirá a la L-2, la que más viajeros registra en Tuvisa, contará con dos puntos de carga rápida en la calle Zaramaga, frente al centro comercial El Boulevard, y otro en Salvatierrabide, frente a la clínica Álava. Los últimos modelos consiguen llenar las baterías en apenas cuatro minutos.

En el caso del tranvía al Sur, según los cálculos del Gobierno vasco, está previsto que arranquen los primeros trabajos antes de que concluya el año presente y, de hecho, la obra ya está adjudicada a la UTE (unión temporal de empresas) formada por Tecsa con Altuna y Uria. Ni las 5.000 firmas recogidas por los vecinos ni la intención de la oposición municipal (PP, EH Bildu, Podemos e Irabazi) de celebrar una consulta sobre la conveniencia de este proyecto parece que vayan a frenar los objetivos del Gabinete de Iñigo Urkullu, que incluye una partida de 7,1 millones para la «ampliación de las zonas servidas por el tranvía de Gasteiz». Porque, además de la extensión a los barrios de Adurza y San Cristóbal, también se incorporan la redacción de los proyectos necesarios para hacer llegar el metro ligero a Salburua y Zabalgana en los próximos cursos.

En los presupuestos diseñados por Tapia se ha incorporado un millón de euros para Arasur. Una cantidad que corresponde al convenio –suscrito por el Gobierno vasco, la Diputación de Álava y la Autoridad Portuaria- para la plataforma logística de Arasur, en Rivabellosa, lo que ya se denomina como ‘playa’ de vías y que servirá para conectar el complejo alavés con el Puerto de Bilbao.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos