«Hoy se gesta la yihad de dentro de unos años»

Alexandra Gil, fotografiada ayer en Vitoria.
Alexandra Gil, fotografiada ayer en Vitoria. / Igor Aizpuru

La periodista especializada Alexandra Gil aboga en Vitoria por el diálogo, el debate real y la autocrítica

Laura Alzola
LAURA ALZOLA

De joven francés a fanático. De alguien que no conoce el Islam a terrorista que quiere matar infieles. Ayer en la última conferencia de 'Periodismo a pie de calle', la periodista Alexandra Gil (Zaragoza, 1987) desgranó las principales causas que influyen en la radicalización de yihadistas. En menos de una hora, la redactora jefa adjunta de la revista francesa Afrique Magazine y corresponsal en París para medios como El Español y eldiario.es ofreció una descripción exhaustiva de la complejidad del problema.

La autora de 'En el vientre de la yihad' (Debate, 2017), el libro que reúne testimonios de familias que han vivido la radicalización de sus hijos o hijas, señaló la potente estrategia de comunicación del Daesh como detonante: «Utilizan datos de fuentes oficiales francesas sobre las cárceles, sobre la discriminación racista y sobre el control policial al que se somete a los inmigrantes», apuntó Gil. Pero, además de la fortísima propaganda del Estado Islámico, la periodista señaló la flagrante desigualdad padecida por quienes viven en los suburbios galos como factor central para la radicalización. «Quienes viven en los suburbios se sienten encerrados, como en una cárcel al aire libre. Y ese es el caldo de cultivo ideal para quien quiera extender el fanatismo antisistema. La frustración de saber que no tendrás ninguna oportunidad».

La periodista explicó asimismo el papel de internet como catalizador de la radicalización. «Youtube, Twitter y Facebook ofrecen un espacio privilegiado para dirigirse a los jóvenes que aún se encuentran definiendo su propia identidad». Es esto último, una identidad, «lo que el Daesh les vende», según Gil, «a través de una guerra propagandística en la que ellos tienen ganada la batalla a las democracias».

Al mencionar los procesos de radicalización y las estrategias de los diferentes ideólogos y líderes del fanatismo islamista, Gil subrayó la influencia del manual 'Llamada a la Resistencia Islámica Global', la obra que sintetiza el pensamiento yihadista moderno. 1.600 páginas publicadas en 2005 en las redes por Mustafa Setmarian, uno de los líderes de Al Qaeda, que siguen siendo fuente de inspiración para terroristas individuales. «Más de una década después, se siguen las pautas de este libro para instalar el caos: ir a entrenarse, volver, camuflarse, pasar desapercibidos, convencer a otros, y actuar», resumió Gil ayer.

Realidad silenciada

Ante una sala prácticamente llena, la periodista especializada en terrorismo yihadista, seguridad y radicalización violenta señaló la falta de autocrítica del país galo como el principal error en el debate sobre la seguridad y el yihadismo: «En un país en el que la asimilación ha sido vendida como la fórmula ideal para lidiar con la integración de otras culturas, no se habla de los fracasos del sistema. Ni de la situación en las cárceles, ni de las lagunas en la educación, ni de los suburbios. De hecho, estos últimos sólo son visibles cuando hay revueltas y acude la televisión».

Una realidad silenciada que sin embargo se refleja en los estudios académicos que el propio Estado Islámico utiliza para su propaganda. «En Francia, si te llamas Mohamed tienes cuatro veces menos posibilidades de encontrar trabajo. Pero datos como éste no están en el debate mediático y político cuando se habla de lo que ha ido mal y es esta falta de autocrítica la que da alas a la extrema derecha», analizó la periodista, quien aseguró que mientras los estados siguen reaccionando con lentitud y sin atención a los problemas estructurales, «hoy se está gestando la yihad de dentro de unos años». Para Gil, la clave estaría en un diálogo real, en un debate en profundidad en el que se permitiese también cuestionar si los estados europeos actúan con acierto en sus políticas de bienestar e integración.

Fotoperiodismo callejero como broche final

En la última jornada del ciclo ‘Periodismo a pie de calle’, se ofrecerá un taller de fotografía callejera impartido por Rocío López, la presidenta y coordinadora de la Sociedad Fotográfica Alavesa. Bajo el título, ‘Lo que la ciudad esconde’, la actividad se llevará a cabo este sábado desde las 09.00 hasta 14.00 horas. Los participantes quedarán en un punto de la ciudad para comenzar a tomar imágenes y seguirán un recorrido, guiados por unas pautas previas dadas por la docente y fotógrafa a cargo del taller práctico. Utilizando las herramientas que el entorno de la ciudad pone a disposición del viandante -el paisaje urbano, las personas y las situaciones cotidianas-, los inscritos intentarán conseguir las mejores instantáneas.

Fotos

Vídeos