Fomento deja abiertas las opciones alavesa y guipuzcoana para conectar el TAV con Pamplona

La reunión mantenida este miércoles para analizar la futura conexión entre la "Y" y el corredor de Navarra. / Efe

Descarta, a petición del Gobierno vasco, una mejora de la línea actual Vitoria-Pamplona que habría permitido acortar los plazos de obra, pero con menos prestaciones

SALVADOR ARROYO

Más estudios. La reunión que han mantenido esta tarde en Madrid los gobiernos central, vasco y navarro para establecer las condiciones de la futura conexión de alta velocidad ferroviaria entre la Y vasca y Pamplona no zanjó por dónde discurrirá este enlace, clave para el tráfico de pasajeros y mercancías entre el Cantábrico y el Mediterráneo: si por Vitoria o por Ezkio-Itsaso, en el Goierri guipuzcoano. Ambas alternativas, las dos únicas viables de las cuatro que se manejaron en un principio, serán estudiadas en un análisis pormenorizado que los técnicos de Fomento ejecutarán en los próximos meses, con la intención de tenerlo resuelto para final de año. Entonces es cuando se elegirá una de las dos opciones.

Desde la perspectiva alavesa, resulta muy estimulante para el tejido económico y social del territorio ser el punto de enlace directo con Pamplona y el corredor Mediterráneo. La capital navarra quedaría a menos de media hora de trayecto en AVE, un aliciente para potenciar los actuales flujos ya numerosos de estudiantes, trabajadores y personas que se desplazan por motivos familiares o de ocio. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, apostó en Vitoria en público por esta opción, que consideró más barata y de menor afección medioambiental. El Gobierno vasco, sin embargo, cree que la conexión por Ezkio Itsaso, que fue la primera que se barajó al diseñar la Y vasca, permite una salida más directa de las mercancías desde los puertos de Bilbao y Pasajes.

En todo caso, la decisión quedará en el ámbito técnico. Lo que ha quedado claro este miércoles en la reunión de las delegaciones vasca, central y navarra en Madrid es que se descarta acometer una mejora puntual de la línea existente entre la capital alavesa y Pamplona, una actualización que permitiera, con un tercer hilo y otros complementos, dar paso a trenes de alta velocidad por el trazado actual. Se propone, y esto será lo estudiado, una vía paralela a ésta, completamente nueva, de calidad y de tráfico mixto para trenes de pasajeros y mercancías, algo que se considera indispensable desde Euskadi. En el caso de la conexión desde Ezkio, la segunda alternativa a estudio, sería también necesariamente nueva e igualmente de tráfico mixto. Ésta tiene la desventaja de que debe salvar en su trayecto el macizo de Aralar, una de las joyas medioambientales de Euskadi y Navarra.

La previsión que manejan los gobiernos es la siguiente. El estudio informativo que se inclinará por una u otra alternativa estará listo a finales de este año. Para el que viene, se pretende tener ejecutada la declaración de impacto ambiental. Y, a partir de ahí, los proyectos y las obras. El horizonte final es, como para la Y vasca, entrar en funcionamiento en el año 2023.

Fotos

Vídeos