El PNV exige a Rajoy 1,7 millones para recuperar el H-24 en Foronda

Un grupo de personas accede al aeropuerto de Foronda./Rafa Gutiérrez
Un grupo de personas accede al aeropuerto de Foronda. / Rafa Gutiérrez

Entre las 43 enmiendas presentadas por el Partido Nacionalista se incluye una con el objetivo de recuperar la operatividad completa para el aeropuerto vitoriano

Ander Carazo
ANDER CARAZO

Entre las 43 enmiendas parciales presentadas por el PNV al proyecto de presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy, se incluyen 1,7 millones para la recuperación del H-24 de Foronda. Es decir, para que el aeropuerto no tenga que seguir 'echando la persiana' durante ocho horas diarias, con motivo de las medidas de contención de gasto que se dictaron durante la crisis económica y que, poco a poco, se han ido ampliando. Este paso podría ser el definitivo.

De hecho, el presidente y consejero delegado de Aena, Jaime García-Legaz, ya aseguró a este periódico en una entrevista publicada el pasado martes que se está negociando con los sindicatos para lograr la operatividad total del aeropuerto de la capital alavesa.

Se da por hecho que los conservadores cederán ante las exigencias de los jeltzales para sacar adelante un presupuesto que les podría 'salvar' la legislatura. Sin embargo, necesitarán convencer a más diputados de la oposición para alcanzar la mayoría imprescindible para sacar adelante esta medida.

En total, el PNV quiere asegurarse una apuesta de 63,3 millones para 2018 y otros 13,6 para 2019 en el País Vasco y la comunidad foral de Navarra. Entre los asuntos que, además de Foronda, afectan a Álava se incluye abordar el saneamiento del Nervión en Llodio y Amurrio. Y es que es la única zona del cauce del río que sigue sin contar con una red que evite los vertidos.

Si las medidas salen adelante, el Ayuntamiento de Vitoria tendría una partida para acondicionar la zona limítrofe de la antigua sede del Banco de España que, dentro de unos meses, abrirá sus puertas como Memorial de las Víctimas del Terrorismo. En este caso, la idea del alcalde Gorka Urtaran es peatonlizar la Cuesta de San Francisco, entre Los Arquillos y el jardín, donde se habilitarían unas terrazas escalonadas similares a las de la Virgen Blanca. Además se quiere crear una plaza detrás del edificio de Correos, un rincón que también se libraría del tráfico. También se aprovecharía para abordar la remodelación de las calles Portal del Rey y San Francisco. Todo esto -claro está- provocaría la reorganización una reorganización completa de la circulación de automóviles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos