El estudio del Arabatran plantea cinco alternativas para mejorar la conexión entre Miranda, Vitoria y Alsasua

El plan cuestiona la viabilidad de introducir el tren de cercanías, pero propone un tranvía o ‘bus exprés’ sobre el corredor ferroviario soterrado

IOSU CUETO

El estudio de viabilidad del Arabatran, el proyecto de transporte público defendido por EH Bildu para unir los pueblos alaveses y los nuevos barrios de Vitoria a través del corredor del tren, plantea cinco alternativas para realizar ese servicio. Una de ellas propone unir Salburua y Zabalgana con un ‘bus exprés’. El ‘padre’ del Plan de Movilidad Sostenible de Vitoria, Salvador Rueda, ha presentado el documento encargado por el Consistorio este jueves en el salón de actos de las oficinas municipales del San Martín ante representantes del Ayuntamiento, la Diputación y el Gobierno vasco. Rueda es el director de BCN Ecología, la empresa que ganó el concurso.

El Arabatran se basa en un sistema que estaría a medio camino entre el tren y el tranvía. EH Bildu plantea utilizar el actual corredor del tren entre Alsasua y Miranda para que los vagones funcionen como un tren de cercanías por la provincia y como un metro ligero por Vitoria. En el casco urbano, este medio de transporte podría unir los barrios de Salburua y Zabalgana con una parada intermedia en la actual estación de Dato.

El informe parte de la base de que la situación de transporte actual es mejorable. Sobre todo en el caso del ferrocarril, dado que el servicio que cubre el eje Miranda-Vitoria-Alegría-Salvatierra y Alsasua tiene «un esquema de explotación poco atractivo, sin ninguna regularidad temporal de los servicios, tiempos totales de viaje variables dependiendo del servicio, sin un patrón claro de parada en las estaciones menores y con tarifas que varían entre los 4 del (regional exprés) y los 13 euros (Alvia)». Como punto de partida se plantea «subsanar las carencias actuales» y mejorar las frecuencias.

A partir de ahí, se plantean cinco alternativas, las dos primeras para el servicio interurbano y las tres siguientes para el urbano.

La primera de ellas se basa en «intensificar» los servicios de ferrocarril mediante la implantación de 10 servicios ferroviarios diarios y por sentido en el corredor, independientes de los servicios de Renfe. Esta opción es «muy compleja», han indicado los técnicos. La segunda abre la puerta a «optimizar y reforzar la oferta actual creando una tarifa única en Álava, construyendo un nuevo apeadero en Vitoria y cubriendo las carencias actuales del tren con servicios de autobús que cubran el mismo itinerario y paradas que el ferrocarril». Es decir, aprovechar los trenes actuales e introducir novedades, como paradas a demanda en determinados puntos, como Júndiz, Zabalgana y Salburua. Esto requeriría «llegar a acuerdos» con el Gobierno central.

Las tres siguientes alternativas hablan del tramo que pase por Vitoria. Una propone poner convoyes sobre la traza actual del ferrocarril con frecuencias de uso de 10 minutos; la propuesta número cuatro contempla hacer lo mismo pero de forma subterránea, en las futuras galerías del soterramiento y compartiendo espacio con el TAV, algo que los técnicos han desaconsejado; y la quinta plantea, como novedad, hacer ese mismo servicio sobre el corredor liberado del tren pero con un ‘bus exprés’ que uniría Salburua y Zabalgana. Este servicio no solo sería «viable», sino que además sería mucho más barato que el tranvía. El informe dice que costaría 16 millones, por los «105» que supondría implantar el metro ligero entre ambos barrios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos