ESTRATEGIA 2025, LA CIUDAD QUE QUEREMOS

El momento actual de estabilidad, recuperación económica y generación de oportunidades es especialmente adecuado para diseñar el futuro de Vitoria

ESTRATEGIA 2025, LA CIUDAD QUE QUEREMOS
Gorka Urtaran
GORKA URTARAN

Sumar. Colaborar. Trabajar en común. Ir de la mano. Esas son las únicas vías que pueden llevar a Vitoria-Gasteiz a ser ciudad referente en el siglo XXI. La colaboración público-privada y de las asociaciones locales ya está dando frutos y nos está permitiendo abordar con garantías propuestas de gran calado que en los próximos años hay que materializar. Para ello contamos con la Estrategia 2025, un camino a seguir que, con la mirada puesta en ese horizonte temporal, nos permitirá ver culminados proyectos que nos van a definir como una ciudad preparada y competitiva, la ciudad que queremos.

El momento actual de estabilidad, recuperación económica y generación de oportunidades es especialmente adecuado para diseñar el futuro de la ciudad. La capital de Euskadi tiene ante sí el proyecto largamente acariciado, y por fin al alcance de la mano, de recibir la alta velocidad y, además, de forma soterrada. Estamos ante un hito histórico que va a modificar nuestra forma de relacionarnos y abrirá oportunidades en todos los sectores económicos. Por su parte, el aeropuerto está remontando el vuelo y ello propicia el impulso a las nuevas plataformas logísticas. A esto se suman el canon de capitalidad que anualmente permite realizar importantes inversiones, además de las ya acordadas para el tranvía y el Bus Eléctrico Inteligente; la industria 4.0, que cuenta con el apoyo de empresas, centros educativos e instituciones; y el desarrollo de la ‘smart city’ o ciudad inteligente, sostenible y comprometida con el medio ambiente. Por si todo esto fuera poco, hay en marcha inversiones en regeneración urbana de gran envergadura como la rehabilitación de Coronación y Masterplan Centro.

En este escenario, la misión de los dirigentes políticos es aprovechar el momento y hacerlo bien. Hay que preparar la ciudad y hacer las cosas de forma coherente, con una visión integral, coordinada y ambiciosa. Hay que trabajar juntos para que el resultado sea óptimo. La Estrategia 2025 presentada esta semana es una hoja de ruta que parte de nuestras fortalezas como ciudad para convertirlas en oportunidades.

Primera fortaleza: ciudad bien conectada hacia dentro y hacia fuera. La apuesta por el transporte público de alta capacidad, calidad, moderno, eléctrico y sin emisiones queda clara con la ampliación del tranvía, la puesta en marcha del BEI y la renovación de los autobuses de Tuvisa con vehículos híbridos o eléctricos. Los intereses confluyen también para hacer realidad la alta velocidad soterrada y la inversión en Foronda, de modo que el aeropuerto aumente tanto el pasaje como la carga.

La capital de Euskadi es una ciudad industrial y logística y ahí reside nuestra segunda fortaleza. El PIB industrial alcanza el 32% y la industria genera el 27% de los puestos de trabajo. Además, el 30% de las exportaciones vascas son alavesas y la ciudad cuenta con 15 millones de metros cuadrados en polígonos industriales y tecnológicos. Con estos mimbres, es pieza clave la puesta en marcha del primer Plan de apoyo a la industria local, que ha comenzado por mejorar las calles de los polígonos y priorizará la conexión a la banda ancha, de modo que estén preparados para albergar proyectos de industria 4.0.

Laboratorio urbano

En ese escenario, la Estrategia 2025 pasa por convertir a la ciudad en un laboratorio urbano para el impulso de la movilidad del futuro, una movilidad automática, conectada, eléctrica y compartida. El Vitoria-Gasteiz Mobility Lab permitirá contrastar nuevos modelos de movilidad tales como los desplazamientos compartidos, el transporte de última milla, la conectividad a bordo, etc. Tenemos el espacio adecuado para ponerlo en marcha porque somos referencia internacional en sostenibilidad y contamos con empresas punteras en automoción, además de un grado universitario especializado.

Ser una ciudad green y sostenible se alza como nuestra tercera fortaleza. Tener una ciudadanía sensible y comprometida con el medio ambiente permite compatibilizar la posible demanda futura de vivienda nueva, sin necesidad de dispersar más la ciudad, con la rehabilitación de los barrios de oro y del centro para impulsar su reactivación social y económica. En paralelo, la estrategia para los próximos años pasa por completar el icono de Vitoria-Gasteiz: el Anillo Verde. De ahí que el Plan Verde del Sur conlleve la puesta en marcha del Parque Larragorri en la zona de las graveras de Lasarte. Mediante balsas de laminación se evitarán las inundaciones por las crecidas de los ríos del Sur, a la par que un sistema de biorremediación resolverá los problemas de contaminación de suelos. Ello permitirá construir un parque de ocio y turismo.

Calidad de vida

Una ciudad con calidad de vida. Aquí emerge la cuarta fortaleza. Somos una sociedad abierta y solidaria, cohesionada e inclusiva, que afronta retos sociales como el envejecimiento y las nuevas necesidades de la infancia y la adolescencia, así como la diversidad. Para dar respuestas eficientes a estos y otros fenómenos, pondremos en marcha el Centro de Innovación Social.

Y la quinta fortaleza consiste en ser una ciudad que inspira orgullo. Ello se deriva de nuestra naturaleza, nuestra gastronomía y nuestra cultura, pero también de aspectos relacionados con el deporte y la salud. En definitiva, calidad de vida y bienestar. En ese ámbito, la hoja de ruta pasa por potenciar la faceta de Vitoria-Gasteiz como puerta de entrada a la Rioja Alavesa. De ahí que Masterplan centro vaya a dotar al Palacio de Zulueta de un uso vinculado a la promoción enológica y gastronómica que sirva como elemento promocional del turismo de Rioja Alavesa.

La cultura también aviva el orgullo de ciudad. Se trata de consolidar la vitalidad cultural, donde ya destacan eventos importantes. La Estrategia 2025 da gran importancia a la colaboración para impulsar industrias creativas y culturales, que tendrán su espacio en el Centro multidisciplinar de creación artística Eratzen, sin olvidar el Centro fotográfico Alberto Schommer y la reforma del Teatro Principal.

En este campo, el binomio deporte-salud es otra de nuestras bazas y, además de apostar por los grandes eventos y las infraestructuras deportivas de que disponemos, no podemos olvidar los servicios de medicina deportiva de prestigio internacional que tenemos en la ciudad ni los nuevos grados universitarios en esta materia. Para completar ese escenario, la Estrategia 2025 contempla la puesta en marcha de un Centro tecnológico orientado al deporte, la salud y la alimentación.

A la vista de todos estos proyectos, con una inversión cercana a los 800 millones de euros, queda claro que es el momento de Vitoria-Gasteiz y que contamos con ideas, inversiones y recursos. Es el momento de que toda la ciudad sume, colabore, mire al futuro y tracemos juntos el camino a seguir. ‘Haec es Victoria quae vincit!’.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos