Escolares alaveses participan en la restauración de la ribera del río Omecillo

El diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, ha participado en la actividad. /DFA
El diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, ha participado en la actividad. / DFA

La intervención permitirá recuperar este importante corredor ecológico fluvial, hogar de especies protegidas como la nutria euroasiática o el visón europeo

Sergio Carracedo
SERGIO CARRACEDO

Medio centenar de estudiantes alaveses participaron este lunes en la plantación de 521 árboles autóctonos en la zona recreativa de Espejo, junto al río Omecillo. El diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, agradeció a los escolares «su aportación al medio ambiente» y recordó que el río Omecillo es un espacio natural de la Red Natura 2000, hogar de especies de flora y fauna protegidas.

Esta iniciativa de la Diputación Foral de Álava que cuenta con la colaboración de la Obra Social 'la Caixa' permitirá recuperar este importante corredor ecológico fluvial, hogar de especies protegidas como la nutria euroasiática o el visón europeo, así como avifauna o especies de la comunidad piscícola.

Los alumnos de primaria del centro escolar de Villanueva de Valdegovía (Gobea Eskola), y del segundo curso de Bachillerato de Egibide de Vitoria.
Los alumnos de primaria del centro escolar de Villanueva de Valdegovía (Gobea Eskola), y del segundo curso de Bachillerato de Egibide de Vitoria. / DFA

En esta plantación participaron alumnos de primaria del centro escolar de Villanueva de Valdegovía (Gobea Eskola), y del segundo curso de Bachillerato de Egibide. A todos ellos agradeció su «aportación al medio ambiente» el diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, quien se acercó hasta la zona para conocer los trabajos, acompañado del director de CaixaBank en Álava, Ángel Garabieta.

Árboles autóctonos y setos

La restauración vegetal del hábitat de ribera se realizó con árboles autóctonos (alisos, fresnos, chopos y sauces). El alumnado plantó también setos para separar la ribera de las fincas agrícolas, que se unen a las especies autóctonas de hasta 2 metros de altura que ya se habían plantado en el área recreativa para aportar sombra y permitir el uso público.

Este río pertenece a la Red Natura 2000 y está protegido por la Unión Europea con la figura ZEC (Zona Especial de Conservación). En concreto, este espacio natural cuenta con más de 132 hectáreas y una longitud de 27 kilómetros y medio.

Por ello, constituye un importante corredor ecológico fluvial, que sirve de conexión para los desplazamientos de la fauna. Precisamente su conservación y recuperación forma parte de las acciones previstas en el Plan de Gestión de la ZEC. En esta iniciativa han colaborado diferentes departamentos forales (Medio Ambiente y Agricultura), y ha contado con una ayuda económica de 4.700 euros de la Obra Social 'la Caixa' en Álava.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos