Se escapa de la Policía tras dar positivo en una prueba de alcoholemia en Vitoria

La Policía Local ha confirmado que el conductor al que se acusaba de haber atropellado a un niño en Domingo Beltrán no es el reponsable de las heridas del menor

ELCORREO

Domingo negro en la Segurida Vial de Vitoria. La Policía Local busca a un hombre de 33 años, conductor de un SEAT Ibiza de color negro, que huyó tras someterse a una prueba de alcoholemia en la que casi caudriplicó la tasa permitia. Además, la persona a la que se lleva buscando desde ayer, acusada de atropellar a un niño en la calle Domingo Beltrán ha resultado no ser el causante de las lesiones del menor.

Según aclara este lunes el Ayuntamiento. La Policía Local está buscando a dos conductores en este momento. Por un lado, el joven de 33 años que tras cometer una infracción de tráfico y dar resultado positivo en la prueba de alcoholemia, se escapó del lugar poniendo en riesgo a los policías que intentaron evitar su huída. Por otro, la Policía Local sigue intentando localizar a un segundo conductor que el pasado viernes se dio a la fuga tras atropellar a una joven en la calle Venezuela, del barrio de El Pilar. Podría tratarse de una furgoneta Ford Transit de modelo antiguo y color gris.

El primero de los fugados lo hizo minutos antes de las 11:30 horas del domingo, cuando una patrulla, que le observó cometer una infracción de tráfico en Plazuela Aldabe, ordenó que se detuviera para ser denunciado. Al intervenir con él, los agentes le observaron signos evidentes de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que le sometieron a la prueba de alcoholemia orientativa en la que arrojó un resultado de 0.90 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.

Mientras esperaban la presencia de un equipo de atestados, el conductor arrancó el motor y huyó del lugar. Uno de los agentes trató de impedírselo agarrando la ventanilla del vehículo pero, lejos de obedecer, aceleró aún más poniendo en riesgo a agentes y demás usuarios de la vía.

Inocente

Por otra parte, gracias a la colaboración ciudadana ha sido localizado el conductor que en la mañana del domingo se creyó que, según el relato de los testigos, había ocasionado lesiones a un menor atropellado en la confluencia de las calles Cofradía de Arriaga y Domingo Beltrán.

El menor, un niño de tres años, fue arrollado por otro turismo al adentrarse en la calzada cuando el semáforo para peatones estaba en rojo. Tras el impacto, salió rebotado al carril izquierdo, por donde pasaba una furgoneta y cuyo conductor paró y bajó para interesarse por el estado del herido. Tras ver que la situación estaba controlada, a la espera de la ambulancia, abandonó el lugar.

En un primer momento, según las impresiones de algunos testigos, una de las ruedas de esta furgoneta podría haber pasado por encima de la pierna del menor. Gracias a la colaboración ciudadana, a través de las redes sociales, se ha conseguido contactar con él y, tras inspeccionar el vehículo y escuchar su versión, la Policía Local ha descartado que fuera el causante de las lesiones del menor.

El pequeño fue trasladado por una ambulancia al Hospital Txagorritxu donde se le diagnosticó fractura en una pierna. La Policía Local no ha confirmado que se tenga localizado al verdadero responsable del atropello.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos