La Ertzaintza se lleva del albergue municipal de Vitoria a los ‘pichis’

Fede García y la matriarca de los 'Bartolos', María Cortés, tras abonar las deudas con la Justicia de los Manzanares-Cortés./Iñaki Andrés
Fede García y la matriarca de los 'Bartolos', María Cortés, tras abonar las deudas con la Justicia de los Manzanares-Cortés. / Iñaki Andrés

Los Manzanares Cortés han pasado la mañana de este miércoles en la comisaría de Portal de Foronda por una requisitoria judicial, y han salido en libertad tras saldar una deuda por sus condenas

David González
DAVID GONZÁLEZ

Agentes de la Ertzaintza se han presentado en la mañana de este miércoles en el Centro Municipal de Acogida Social, más conocido como el Cmas, y hogar de los Manzanares-Cortés, más conocidos como los ‘Pichis’. La razón de esta visita imprevista ha sido la orden emitida por un juzgado vitoriano contra tres miembros de esta familia. Todos tenían requisitorias por sus problemas judiciales.

En febrero del año pasado, el Juzgado de Instrucción número 1 de Vitoria condenó al patriarca, Pedro Mari Manzanares, y a su compañera, Natividad Cortés, a pagar una multa de 810 euros, cada uno, por ocupar una casa en Abetxuko. La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, les conminaba a pagar estas cantidades y, en caso contrario, entrarían en prisión a razón de un día entre rejas por cada dos cuotas no abonadas.

Y lo mismo con su hija, condenada ésta en esa época por un delito leve de amenazas a una dependienta de una panadería de Abetxuko. En su caso, debía abonar 180 euros de multa.

Sin embargo, un año después, ninguno de los tres señalados había depositado ni un euro en las cuentas de la administración de Justicia. Por esa razón, un juzgado vitoriano ordenó este martes su búsqueda y captura. Los ertzainas han tenido fácil encontrarles. A primera hora de la mañana les han trasladado -«en calidad de detenidos», según fuentes policiales– a la comisaría de Portal de Foronda, en la capital alavesa.

Avisados de esta coyuntura, la matriarca de los ‘bartolos’, más conocida como ‘la María’ y madre de Natividad, se ha personado en el juzgado de guardia. También el líder de SOS Racismo Araba, Fede García. Éste último ha ofrecido en un comunicado su versión de los hechos.

Su texto dice que «tal resolución judicial, en lo referido al cumplimiento de la misma, se encontraba pendiente de un recurso de reforma, presentado ante el juzgado, y a fecha de esta circunstancia, sin resolver. No ha importado, o por lo menos, no se ha considerado el hecho de que, estando pendiente de fallo, se haya procedido a dar traslado de forma simultánea, llamativa e innecesaria a las personas afectadas, por no haber podido asumir la multa individual de 810 euros, al ser insolventes, y carecer de medios suficientes para asumirla».

El hecho es que, sobre la una de esta tarde, María ha abonado toda la cantidad adeudada. Según SOS Racismo, «la suma de 2.840 euros». Desde el juzgado se ha dado parte a la Ertzaintza y, al poco, los Manzanares Cortés han abandonado, ya libres, la comisaría, acompañados de varios ‘bartolos’.

«Acto de prepotencia»

Según SOS Racismo, de este hecho «nos preocupa la forzada, visible e injustificada actuación de la fuerza pública frente a la nula posibilidad de que los sancionados con una simple multa económica, sean tratados como criminales peligrosos en riesgo de huida». Asimismo, esta entidad ha manifestado que «tal despliegue policial, en un centro de acogida municipal, es un simple absurdo y un acto de prepotencia inaceptable ante la presencia del personal y usuarios del mismo; incluidos los menores».

Curiosamente, los Manzanares Cortés, en compañía de Fede García, dieron ayer una rueda de prensa para denunciar el, a su juicio, acoso que sufren en Vitoria. En una de sus intervenciones, Pedro Mari Manzanares aseguró que «mis antecedentes están más blancos que la Virgen María».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos