Un equipo de arqueólogos halla restos de un monumento megalítico en Eskalmendi

Igone Martínez de Luna observa los restos hallados en Eskalmendi.
Igone Martínez de Luna observa los restos hallados en Eskalmendi. / DFA

En la excavación, impulsada por la Diputación de Álava, se han descubierto diversas piedras en forma de coraza, en cuya parte central «hay indicios de la existencia de una cámara de grandes losas»

NURIA NUÑO

La excavación que la Diputación financia en las inmediaciones de Eskalmendi, en Álava, ha dado sus primeros frutos. Un equipo de arqueólogos dirigidos por Pedro Lobo, que cuenta también con el asesoramiento de Alfonso Alday Ruiz, profesor de la UPV/EHU, ha confirmado la existencia de restos de un monumento megalítico, en el que se han hallado restos humanos que están pendientes de ser datados, según ha informado este lunes la institución foral. Aunque el hallazgo se encuentra todavía en una fase preliminar, si se confirma que allí hubo un sepulcro, «sería el segundo dolmen con el nombre de Eskalmendi» y una de las estructuras dolménicas más grandes de toda España y, desde luego, la mayor de Álava.

Estos trabajos, que desarrolla la empresa Ondare Babesa, tienen como objetivo determinar la estructura, el origen y las dimensiones de un túmulo de piedras localizado en Eskalmendi, han confirmado que se trata de un sepulcro de «grandes dimensiones, creado por acumulación de arcillas y delimitado perimetralmente en la parte inferior con dos anillos de piedras menores», describe la Diputación alavesa. En la parte superior, el túmulo cuenta con «piedras de diversos tamaños colocadas en forma de coraza y, en su parte central, se han descubierto indicios de la existencia de una cámara de grandes losas», apostilla.

El dolmen más grande

Las nuevas técnicas de prospección dieron en el año 2012 una gran alegría a los arqueólogos alaveses. El túmulo de Eskalmendi, el mayor descrito en la historia de Álava y uno de los más grandes del norte peninsular, que se daba por desaparecido, volvió a ser descubierto. Según los expertos, tiene unas dimensiones de unos 70 metros de diámetro por 4 metros de altura y la cámara funeraria es de unos 10 metros de perímetro. Se halla en una finca agrícola cerca de la N-1 sobre la que los expertos se negaron en su día a dar más datos por temor a los buscadores de piezas. «Estamos ante una de las estructuras dolménicas más grandes de toda España y desde luego, la mayor de Álava y seguramente, de todo el Norte peninsular. Lo curioso es que se conocía mucho antes de que se descubriera el dolmen de Aitzkomendi, en Eguílaz, el primero de la lista oficial, cuyo tamaño es la mitad. Tenemos descripciones de grandes investigadores desde el siglo XVIII, pero se daba por desaparecido», explicó entonces a EL CORREO el presidente del Instituto Alavés de Arqueología, Armando Llanos.

Según Julián Apraiz, que hizo la descripción en 1892, era de planta elipsoidal de 98 metros de perímetro y de 5 metros de altura. Cámara de piedra formando calle o galería y cubierta de losas que servían de techumbre, dejando un hueco de la altura de un hombre a modo de pasadizo subterráneo o alcantarilla donde yacían humanas osamentas». Navarro Villoslada y Becerro de Bengoa también lo investigaron. En 1925, Enrique Eguren negó la existencia del dolmen al haber encontrado sólo vidrio de botellas en una excavación. Se daba por desaparecido definitivamente. El Instituto Alavés de Arqueología, con fondos del Ministerio de Cultura y dentro del programa Ondare, encargó a la empresa Aditu Arkeologia Zerbitzuak la realización de una prospección geofísica en el yacimiento, que se efectuó en septiembre de 2011. Un posterior estudio indicó que la mitad del túmulo había desaparecido, pero se conserva la esencia del monumento funerario y especialmente la cámara y las estructuras radiales.

La diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte se ha desplazado a la zona nada más tener constancia de este hallazgo. Igone Martínez de Luna ha subrayado que «en el centro han aparecido restos humanos que están pendientes de su datación para confirmar la cronología final del túmulo», según ha apuntado.

Los trabajos en la excavación continuarán en los próximos días con el objetivo de delimitar correctamente la cámara. Con esa actuación, se finalizará la primera fase de la intervención.

Parte de los restos del monumento megalítico. / DFA

Temas

Upv, Álava

Fotos

Vídeos