«Empezar a correr sin asesoramiento puede traducirse en futuras lesiones»

Elena Loyo prepara su cuerpo bajo la supervisión del fisioterapeuta Sergio Blanco.
Elena Loyo prepara su cuerpo bajo la supervisión del fisioterapeuta Sergio Blanco. / Jesús Andrade

El Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco detecta un aumento de consultas relacionadas con la mala preparación deportiva

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Cada vez son más quienes aprovechan la llegada del frío y la vuelta a la rutina para atarse las zapatillas y quemar calorías. El Colegio Oficial de Fisioterapeutas del País Vasco ha detectado un aumento en las consultas relacionadas con una mala preparación antes de hacer deporte, por lo que ha emprendido una gira para concienciar y sensibilizar sobre los beneficios de recibir asistencia profesional en las tres capitales vascas.

«Es fundamental tener claro nuestro punto de partida, limitaciones y objetivos antes de salir a correr», explicó ayer June Ruiz, vicepresidenta del Colegio en la carpa instalada en Vitoria. Bajo el lema 'Más fisioterapia para correr mejor', sanitarios y atletas como la alavesa Elena Loyo compartieron consejos y claves para evitar empezar la transición deportiva con mal pie. «Comencé entrenando en carreras populares y pensaba que el 'fisio' sólo era necesario en caso de lesión», confesó la deportista, quien no tardó en descubrir los beneficios de los masajes terapéuticos. «Acudir una vez al mes ayuda a evitar molestias y tener que estar parado, que es lo que más tememos los deportistas», aseguró la subcampeona de España de 10.000 metros y media maratón.

Intercalar minutos de carrera con minutos andando es una buena idea tanto para los que empiezan de cero como para quienes han aparcado el ejercicio durante un tiempo. «Que un entrenador planifique las sesiones o un médico deportivo prepare un electrocardiograma también puede resultar de ayuda», recomendó Sergio Blanco, fisioterapeuta especializado en preparación de corredores, quien dirigió el 'Buenos hábitos para correr mejor'. «Las molestias en articulaciones y las tendinopatías son los problemas más comunes, pero se evitan trabajando el cuerpo sin sobrecargarlo», aconsejó.

Estímulos progresivos

«Cada vez más personas empiezan a correr sin ningún tipo de control, lo que a menudo se traduce en lesiones», señaló Ruiz, quien recomendó consultar todas las dudas a un profesional antes de empezar y ajustar los entrenamientos al ritmo adecuado a cada cuerpo. Para que la transición sea suave, nunca debe superarse el 10% del volumen de esfuerzo semanal anterior, y si las series son muy intensas, este aumento debe limitarse al 3%.

Los estiramientos son otra cuestión controvertida. «Cada vez se recomienda menos calentar antes, es mejor hacer ejercicios de movilidad suave», recomendó Loyo. Si la carrera resulta muy intensa, la deportista tampoco estiraría después. «En ese caso es mejor relajar los músculos», añadió la experta. Pero además de evitar estirar en frío, los expertos insisten en respetar el límite de tolerancia de cada uno para evitar las clásicas agujetas y piernas doloridas y rígidas e incorporar los nuevos estímulos de forma progresiva. «Correr sobre asfalto o desniveles exige un mayor nivel de esfuerzo», indicó Blanco. Fernando Benito, asiduo a las carreras populares de la capital alavesa desde hace 13 años, afirmó sentirse reflejado en las palabras de los fisioterapeutas al recordar sus inicios. «Empecé un mes de octubre, me animé a participar en una San Silvestre antes de tiempo y tuve problemas de rodilla», confiesa el corredor, asiduo a la consulta del especialista desde entonces.

Fotos

Vídeos