Educación adjudica por 6,2 millones las obras del nuevo colegio Errekabarri en Salburua

El colegio estará ubicado en la confluencia del Bulevar de Salburua y paseo de la Ilíada. /EL CORREOGráfico
El colegio estará ubicado en la confluencia del Bulevar de Salburua y paseo de la Ilíada. / EL CORREO

Los padres confían en «ver ya las máquinas en el solar para poder inaugurar la escuela en septiembre de 2019»

NEREA PÉREZ DE NANCLARES

Los vecinos del este de Vitoria están cada vez más cerca de ver excavadoras en el solar situado entre el Paseo de la Ilíada y el Bulevar de Salburua, donde se levantará el segundo colegio del barrio: el CEIP Errekabarri. El Gobierno vasco acaba de adjudicar las obras de un centro que padres y madres anhelan desde hace cinco años, cuando se iniciaron los trámites para dotar a uno de los distritos más jóvenes de la ciudad de una nueva escuela que atendiera su alta demanda de plazas.

Construcciones Adolfo Sobrino se encargará de levantar un moderno complejo con capacidad para acoger a 700 niños de dos a doce años. Será un colegio con tres aulas por cada nivel de Educación Infantil y Primaria que costará 6.245.202 euros (IVA incluido), un 28% menos de la cantidad que el Gobierno vasco había destinado para este proyecto (8,7 millones). «No se incurre en baja desproporcionada, como sí sucedía en el caso de dos empresas que quedaron descartadas por ese motivo», aclararon ayer desde el Departamento de Educación a este periódico.

Tras esta resolución a favor de la firma Adolfo Sobrino, las demás constructoras participantes en este concurso tienen ahora un plazo de quince días para presentar recurso. Si en ese tiempo no se registra ninguna reclamación, la empresa contratada dispondrá de un mes para iniciar las obras. Pero en caso de que exista algún requerimiento, el proceso se alargaría.

Con la adjudicación de estas obras, la asociación de madres y padres (Ampa) de Errekabarri empieza a ver «luz al final del túnel». Eso sí, su presidente, Igor López de Ondategi, asegura que van a estar muy pendientes de que las máquinas entren en el solar este mes. «Confiamos en que todo vaya bien y que empiecen las obras en cuestión de días para que los niños estrenen su colegio en septiembre de 2019, porque los padres ya están inquietos». En este sentido, adelanta que la Ampa va a convocar a toda la comunidad educativa a una reunión informativa. «Y si no vemos ningún avance en la zona en breve, empezaremos a movilizarnos. No queremos más falsas promesas ni excusas. No podemos esperar más».

«No da para más»

El Departamento vasco de Educación abrió en 2013 la matriculación en el CEIP Errekabarri ante la imparable demanda de plazas educativas en el barrio y habilitó el antiguo colegio Cándido Ruiz de Garibay para acoger a los primeros alumnos mientras se construía el nuevo complejo. Con el paso de los cursos, estas instalaciones se han ido quedando pequeñas. En la actualidad, hay 410 niños, desde dos años hasta segundo de Primaria. Consciente de la necesidad de espacio, Educación habilitó durante el pasado verano el cercano edificio de la EPA Paulo Freire para albergar a los estudiantes de Primaria. «Aún así, en dos años nos quedaremos sin sitio. Tenemos mucha demanda y estas instalaciones no dan para más. Nos dijeron que íbamos a estar en este colegio provisionalmente dos o tres cursos, y ya llevamos cinco», afirma Igor López de Ondategi. A esta larga espera ha contribuido especialmente el hecho de que la parcela donde se levantará la escuela formara parte del expediente de reparcelación de Salburua y el Ayuntamiento no pudiera cederla al Gobierno vasco hasta cerrar la negociación con sus dueños.

El proyecto del colegio Errekabarri contempla un edificio de tres cuerpos y un amplio patio de recreo rematado con zona ajardinada que se levantará en la parcela de casi 14.000 metros cuadrados. El bloque principal, con dos alturas, estará ocupado por los alumnos de Primaria. Contará con veinte aulas, seis clases para grupos pequeños y salas de música, informática y audiovisuales, además de otros espacios para usos múltiples. Asimismo, en esta área de 2.115 metros cuadrados se ubicará el gimnasio y la biblioteca. El ala destinada a los más pequeños, de dos a cinco años (Educación Infantil), albergará trece clases, sala de psicomotricidad, espacios de siesta, aula terapéutica, almacén de carritos y de material didáctico. Los escolares del colegio Errekabarri dispondrán de una pista deportiva cubierta, además de una amplia zona de recreo exterior, comedor, un porche y 1.784 metros de superficie ajardinada.

Colegio Errekabarri

Precio.
6.245.202 (IVA incluido).
Adjudicataria.
Construcciones Adolfo Sobrino.
Lugar.
Parcela situada entre el Paseo de la Ilíada y el Bulevar de Salburua.
Duración de las obras.
18 meses.
Capacidad.
700 niños de las etapas de Infantil y de Primaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos