El diputado general destaca las «cifras esperanzadoras» de la economía alavesa

Ramiro Gonzalez durante su intervención de esta mañana. / Blanca Castillo

En su discurso en el pleno de Política General apela al acuerdo entre «todos» y recalca la «solución» en debates como Garoña, Foronda o Treviño

María Rego
MARÍA REGO

El pleno de Política General que se desarrollará entre hoy y mañana en las Juntas Generales ha supuesto la inauguración oficial del curso foral. El diputado general, Ramiro González, ha sido el encargado de iniciar esta doble sesión con una intervención que se ha acercado a la hora y media de duración donde ha repasado los dos años de legislatura -en julio cruzó el ecuador- y ha planteado algunos de los proyectos que tiene sobre su mesa para la segunda mitad de mandato. En el discurso, que ha arrancado con una mención a la crisis catalana, se ha centrado en la «recuperación económica» aunque se ha referido a cuestiones de áreas como el medio ambiente, la cultura, el equilibrio territorial o los servicios sociales.

El líder jeltzale ha reconocido la «situación de minoría» de su equipo de gobierno (PNV-PSE) en un momento donde requiere el apoyo de, al menos, un tercer grupo para la aprobación de la reforma fiscal -peneuvistas y socialistas se enfrentan a las últimas horas para la presentación de una propuesta común- y de los próximos presupuestos, cuyo proyecto deberá estar listo en algo más de un mes. En ese sentido ha recordado los acuerdos alcanzados con EH Bildu para las Cuentas de 2016 y 2017 y en repetidas ocasiones a lo largo de su intervención ha hecho un llamamiento a «todas y todos» en la búsqueda de nuevos pactos. «Les vuelvo a tender la mano», ha reiterado González que ha destacado el 'salto' dado en esta legislatura en asuntos como Garoña, Treviño o Foronda, tres de los debates clásicos en el territorio «cuya solución se ha encauzado».

Nuevos proyectos

Pero si ha habido un tema que ha sido protagonista en la intervención del diputado general ha sido la economía y, en concreto, una lectura optimista del momento actual que atraviesa Álava. Como ejemplo ha señalado el aumento del PIB (un 3,1% en el segundo trimestre por encima de la media vasca), la mejora en el empleo (un 8,53% menos durante el último ejercicio) o el incremento de la producción industrial (un 5,1% anual). «Esperanzadoras cifras, impensables no hace mucho tiempo», ha destacado antes de advertir, en su habitual llamada a la prudencia, de que «estos datos son insuficientes». González, que ha pronunciado un cuarto de su discurso en euskera, ha encuadrado el futuro crecimiento de Álava en áreas como la logística -una de las apuestas estratégicas del Gobierno foral- a través de Júndiz, Arasur o el aeropuerto de Foronda.

Los servicios sociales, uno de los pilares de la Diputación alavesa, ha sido otro de los asuntos que más minutos han absorbido en la intervención del diputado general, con anuncios importantes como la construcción de otra residencia. El líder foral tampoco ha pasado por alto el sector primario, la conexión del territorio a internet, la lucha contra el fraude fiscal, la convocatoria de nuevas OPEs o el yacimiento de Eskalmendi. Por la tarde será el turno de la oposición. Los grupos tendrán media hora cada uno para realizar su exposición y habrá un turno de réplica por parte de González.

Fotos

Vídeos