La Diputación admite la «sobreocupación» del centro de menores extranjeros

El 72% de los chavales acogidos en centros alaveses procede del Magreb, sobre todo de Marruecos./Rafa Gutiérrez
El 72% de los chavales acogidos en centros alaveses procede del Magreb, sobre todo de Marruecos. / Rafa Gutiérrez

En la fase de acogida, con 15 plazas, conviven hoy 23 chavales aunque la institución foral defiende que «se les atiende en condiciones dignas»

MARÍA REGO

Álava no permanece ajena al repunte de llegadas de menores extranjeros no acompañados, conocidos como ‘menas’, que se ha constatado «a nivel supraestatal» en los últimos meses. Muestra de ello es la situación del centro Bideberria que acoge a estos chavales y que soporta en la actualidad una «sobreocupación». Así lo reconoció ayer mismo la diputada de Servicios Sociales, Marian Olabarrieta, en una comparecencia en las Juntas Generales a petición de Podemos donde puso cifras a ese escenario en el que su departamento no contempla la apertura de nuevas instalaciones para asistir a estos chicos.

Las cifras

45
plazas suma el centro de menores extranjeros Bideberria en sus tres etapas (15 en cada una).
50
menores extranjeros no acompañados se repartían, a 11 de enero, en los diferentes módulos.

Bideberria dispone, en concreto, de 45 plazas en sus tres áreas de atención a los ‘menas’ y hoy conviven allí medio centenar de chavales. El mayor índice de ocupación se da en el módulo de acogida y urgencias, es decir, el primero por el que pasan los menores que quedan bajo tutela foral ya que en ese área (15 plazas) residían a fecha del pasado jueves un total de 23, repartidos en 19 camas, dos sofás y un par de colchones. En el resto de fases contempladas en el marco de este programa -preparación para la emancipación con un máximo de 15 camas actualmente ocupadas y pisos para quienes ya han superado esa etapa, donde hay espacio para tres chicos más- no se sobrepasan los números establecidos. «La sobreocupación actual es perfectamente asumible», aseguró Olabarrieta consciente de que los trabajadores de este centro «pueden verse sobrepasados en algunos momentos».

Críticas de la oposición

La oposición mostró su «preocupación» por la situación que atraviesa Bideberria y algunos grupos como EH Bildu, Podemos u Orain Araba fueron especialmente críticos. «Es muy grave, nos parece vergonzoso que una institución pública permita esto», comentó Haizea Marijuan desde la coalición independentista tras asegurar que los centros para ‘menas’ «estigmatizan» a este colectivo. Itxaso Roldán, desde la formación morada, recordó que «los representantes de los trabajadores denunciaron saturación», mientras que José Javier Bizarro (Grupo Mixto) llegó a hablar de «hacinamiento». «Las condiciones en las que se atiende a estos menores no son indignas», insistió la diputada antes de referirse a la elevada ocupación actual como un hecho «puntual».

La popular Ana Morales comentó que en el aumento de entradas de ‘menas’ se percibe que «de alguna nacionalidad vienen muchos» y reclamó en ese sentido «extrema atención» para detectar la existencia de «mafias que trafican con menores»,. Olabarrieta negó tener constancia al respecto pero confirmó que el 72% de los chavales residentes en centros alaveses procede del Magreb, sobre todo de Marruecos y con un número destacado asimismo de argelinos. La diputada afirmó que desde la institución foral se realiza «un control exhaustivo» de los chicos tutelados y destacó los avances realizados en la materia, como la reducción a la mitad del tiempo de espera para las pruebas óseas. Además, señaló, en el último cuatrimestre se han incorporado una decena de trabajadores a Bideberria.

La diputada destacó que Bideberria sumó 10 trabajadores en el último cuatrimestre

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos