Las diez historias perdidas de Álava más leídas de 2017

La alavesa María Esther Velasco es una de las protagonistas de una de las historias perdidas más leídas de 2017. /EDUARDO CERVERA DE VELASCO
La alavesa María Esther Velasco es una de las protagonistas de una de las historias perdidas más leídas de 2017. / EDUARDO CERVERA DE VELASCO
Historias perdidas de Álava

Repasamos los diez reportajes con más aceptación de nuestra serie sobre la historia menos conocida o difundida del territorio alavés

Sergio Carracedo
SERGIO CARRACEDO

Un año da para muchas historias. De las perdidas y poco conocidas que atañen a Álava, hemos dado buena cuenta durante este 2017, al ritmo de una por semana. Gracias a ellas, hemos retrocedido hasta la Edad Media o a los siglos siguientes. Pero, además de desplazarnos en el tiempo, estos reportajes nos han hecho viajar en el espacio, a Alemania, a Francia, a Cuba, Chile o a la América hispana del virreinato del Perú, en la región del Cuzco. Nos han revelado casos tan excepcionales como el del espía alavés que acabó en un campo de concentración o el del requeté que estuvo en Mauthausen.

Pero este año no sólo ha dado para conflictos bélicos; también para fiestas patronales, amores en tiempos de batallas o historias de ovnis cuando ni siquiera se denominaban así. De entre todas las historias perdidas de Álava, hemos realizado una selección de las diez que más aceptación han tenido durante los últimos doce meses.

1.-La verdadera historia de la cruz de Olárizu

La cruz de Olárizu.
La cruz de Olárizu. / Javier Sedano

La intromisión del gobernador civil de turno en la erección del monumento de Olárizu contaminó el sentido religioso que se le quería dar. El asunto forma parte de la revisión que se está haciendo de los vestigios de la Guerra Civil y la dictadura franquista en Vitoria de cara a modificar, en su caso, nombres de calles o quitar medallas concedidas en esa época.

Lee la verdadera historia de la cruz de Olárizu

2.-El último de los Álava o cómo perder un palacio por el vicio del juego

El palacio de los Álava.
El palacio de los Álava. / Rafa Gutiérrez

Ricardo Álava y Carrión fue el último de una estirpe que gobernó la provincia durante siglos. Él representa la decadencia de un apellido. Perdió el gran símbolo de poder, el palacio de los Álava, para pagar sus deudas de juego.

Lee la historia completa de 'El último de los Álava o cómo perder un palacio por el vicio del juego'.

3.-Un ovni de 1897 sobre Antezana de Foronda

El pueblo de Antezana de Foronda, el pasado siglo.
El pueblo de Antezana de Foronda, el pasado siglo.

Antes de que se hablara de ovnis, la aparición de globos luminosos sobre el cielo ya creaba pavor entre la gente. Este objeto volante fue visto sobre el cielo de la Llanada a finales del siglo XIX.

Lee la historia completa de 'Un ovni de 1897 sobre Antezana de Foronda'

4.-«La Mari Carmen no sabe coser»

Cuadrillas de blusas, en pleno paseíllo a los toros, allá por 1958.
Cuadrillas de blusas, en pleno paseíllo a los toros, allá por 1958. / Parra

Corrían los años sesenta y los Franco solían veranear en San Sebastián, pero doña Carmen Polo visitaba con frecuencia la capital alavesa sin necesidad de que hubiera actos protocolarios de inauguración, que los hubo. Era muy conocida la amistad de ‘La Collares’, así llamada popularmente, con algunas familias de la ciudad, en una de cuyas casas pernoctaba.

Lee la historia completa de «La Mari Carmen no sabe coser»

5.-El socialista vitoriano que pudo ser presidente español

Antonio Amat.
Antonio Amat.

Antonio Amat fue uno de los luchadores antifranquistas más destacados del tiempo de la dictadura. Pero cuando debía recoger los frutos de su odisea clandestina en el PSOE desapareció voluntariamente. Le sustituyó Felipe González.

Lee la historia perdida completa de 'El socialista vitoriano que pudo ser presidente español'

6.-Pío Pinedo, el Sherlock Holmes vitoriano que atrapó al 'Sacamantecas'

Una imagen de Juan Díaz de Garayo, 'Sacamantecas'.
Una imagen de Juan Díaz de Garayo, 'Sacamantecas'.

De Juan Díaz de Garayo, el mayor criminal en serie de la historia alavesa, se sabe casi todo. Pero del «hábil» policía municipal que lo persiguió y lo detuvo no ha trascendido nada. Repasamos quién era Pío Pinedo, su investigación y la detención de Garayo.

Lee la historia perdida completa de 'Pío Pinedo, el Sherlock Holmes vitoriano que atrapó al 'Sacamantecas'

7.-Andersen no comprendió que las señoras mayores de Vitoria se santiguaran al subir al tren

Hans Christian Andersen.
Hans Christian Andersen.

El escritor danés, autor de 'La Sirenita', visitó la capital alavesa entre septiembre y diciembre de 1862 y narró sus impresiones en un valioso relato que da testimonio de las costumbres y de la vida cotidiana de la Vitoria del siglo XIX.

Lee la historia perdida completa de Andersen no comprendió que las señoras mayores de Vitoria se santiguaran al subir al tren

8.-Dos viaje atómicos por Álava

Se comprobó que el convoy no cabía por el paso inferior del viejo puente de la calle Castilla y se tuvo que habilitar otra solución.
Se comprobó que el convoy no cabía por el paso inferior del viejo puente de la calle Castilla y se tuvo que habilitar otra solución. / Arqué

El transporte del reactor nuclear de Garoña batió todos los récords y puso a prueba en 1968 la capacidad técnica de las empresas de la época y las infraestructuras de la provincia. Álava lo vivió como un espectáculo

Lee la historia perdida completa de 'Dos viajes atómicos por Álava'

9.-Mujeres alavesas en la Guerra Civil

María Esther Velasco, con el Packard Sedan que conducía para el servicio de la Jefatura Militar de Vitoria.
María Esther Velasco, con el Packard Sedan que conducía para el servicio de la Jefatura Militar de Vitoria. / EDUARDO CERVERA DE VELASCO

Entre 1936 y 1939, algunas féminas alavesas sobresalieron por su entrega para salvar vidas en primera línea de fuego. Repasamos algunos casos.

Lee la historia perdida completa de 'Mujeres alavesas en la Guerra Civil'

10.-El espía alavés que acabó en Buchenwald

Un grupo de soldados alemanes posa en el País Vasco francés.
Un grupo de soldados alemanes posa en el País Vasco francés.

El 26 de febrero EL CORREO publicaba un amplio reportaje sobre los once alaveses deportados a los campos de concentración de la Alemania nazi. El artículo se centraba en la vida de Atanasio Gutiérrez, un empleado de la Telefónica de origen madrileño casado con una vitoriana. Sus cartas desde Francia y Alemania antes de ser asesinado en Gusen en 1941 son conmovedoras. Un testimonio terrible, que la familia guarda como un tesoro, en el que nunca se cita el posible destino. No lo esperaba.

Entre los diez deportados hay uno con una biografía excepcional. No murió finalmente y afortunadamente fue liberado en 1945. Gracias a una carta enviada por su hija a la asociación cultural Landazuri, que se había hecho eco de la deportación alavesa, pudimos conocer una apasionante vida.

Conoce la historia perdida completa de 'El espía alavés que acabó en Buchenwald'

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos