Detienen a un hombre por asaltar y agredir a dos chicas para robarles en Vitoria

La Policía Local busca a un individuo que en Nochebuena rompió las ventanas de numerosos vehículos para sustraer objetos de su interior

ELCORREO.COM

Un hombre fue arrestado por la Policía Local de Vitoria durante la madrugada de ayer por asaltar y agredir con gran violencia a dos chicas cuando éstas volvían a pie a sus domicilios. El ataque pudo ser todavía más grave si otro hombre no se hubiera percatado de la situación, ya que no dudó en enfrentarse al atacante. Pese a su reacción, el detenido tuvo tiempo suficiente como para golpear con dureza a las mujeres contra el suelo y también les propinó puñetazos en la cabeza al parecer con el objetivo de robarles sus pertenencias, según fuentes consultadas por este periódico.

El varón que salió en defensa de las dos jóvenes sospechó del presunto agresor ya antes del ataque. Según relató, éste seguía a las chicas a cierta distancia, mientras miraba hacia todas las direcciones quizá para buscar el momento idóneo para abalanzarse por la espalda sobre sus víctimas y que nadie fuese testigo de la situación. Algo que afortunadamente no consiguió.

Según los mismos medios, sin la intervención de este ciudadano, el robo con fuerza podría haber tenido incluso peores consecuencias. El arrestado pasará a disposición judicial.

Unas horas antes, en plena tarde del día de Nochebuena, un idividuo sin identificar se dedicó a romper las ventanillas de numerosos vehículos en diferentes puntos de la capital alavesa. Su finalidad era sustraer los objetos que se encontrara en el interior de estos coches. La Guardia Urbana sigue investigando estas circunstancias para dar con el paradero del supuesto ladrón.

Ganadero investigado

Por otra parte, la Diputación alavesa investiga a un ganadero local acusado de matar –presuntamente de un disparo– a un perro de su propiedad en el parque natural de Izki. Según ha sabido este periódico, dada la gravedad de la acción, todo indica que el caso acabará en la Fiscalía.

Un guardia forestal, señalan fuentes forales, fue clave en la detección de los hechos. Este funcionario descubrió el cadáver, un ejemplar de la raza pastor vasco de tan sólo diez meses, en un claro de una arboleda. Sus pesquisas desembocaron en la localización del propietario del animal, señalado como presunto autor.

Según el actual Código Penal, si se confirma lo sucedido, este individuo podría exponerse a una pena de seis a dieciocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de cualquier profesión relacionada con los animales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos