Stop Desahucios denuncia el desalojo de una familia con cuatro hijos en Vitoria

Imagen correspondiente a una protesta realizada por la plataforma Stop Desahucios Álava frente al Ayuntamiento de Vitoria./Rafa Gutiérrez
Imagen correspondiente a una protesta realizada por la plataforma Stop Desahucios Álava frente al Ayuntamiento de Vitoria. / Rafa Gutiérrez

La plataforma ciudadana ha solicitado en los juzgados de la capital alavesa la suspensión del desahucio, previsto para este martes

ELCORREO.COM

La asociación Kaleratzeak Stop de Álava ha denunciado este viernes que Vitalquiler desahuciará el próximo martes a una familia con cuatro hijos, tres de ellos menores, en Vitoria al no poder renovar una fianza de 5.000 euros al finalizar su contrato de alquiler.

La plataforma ha explicado, a través de un comunicado, que la familia de seis miembros vive en Vitoria desde 2000 y que el padre se quedó sin empleo en 2014 y sin subsidio de paro el pasado año. Apunta, además, que no tienen ayudas sociales y que el único ingreso es el de la madre, que tiene un contrato parcial como limpiadora y aporta 760 euros mensuales a la economía doméstica. De igual modo, asegura que el hombre presenta un cuadro de «depresión aguda severa, agravado por el riesgo de desahucio y asma bronquial, según informe de Osakidetza».

Kaleratzeak Stop de Álava señala que la vivienda habitual de la que van a ser desahuciados es de «protección oficial para su uso en arrendamiento protegido» y que Vitalquiler demandó judicialmente a la familia en 2016 por una deuda de 2.703 euros, en parte debida a penalizaciones e intereses porque no podían pagar con regularidad y en las fechas previstas. La plataforma subraya que el desahucio se suspendió entonces y que la familia fue pagando la deuda y la renta con «mucho esfuerzo» pensando que Vitalquiler les prorrogaría el contrato de alquiler que finalizó el 1 de diciembre.

Sin embargo, según Kaleratzeak Stop, Vitalquiler habría rechazado la prórroga y ha activado el proceso de desahucio suspendido. «Sus argumentos -denuncian- son que la subvención social de Kutxabank -principal accionista de Vitalquiler- finalizaba con el contrato, por cumplirse diez años, y la nueva renta sin subvención (525 euros) no iban a poder pagarla». La plataforma mantiene que la familia no podrá renovar el aval o fianza de 5.000 euros que les exigieron al firmar en contrato, «porque ningún banco iba a avalarles».

Kaleratzeak Stop ha indicado que han solicitado en los juzgados de Vitoria la suspensión de este desahucio y ha hecho un llamamiento a concentrarse el próximo martes si finalmente no se paraliza el alzamiento al objeto de denunciar este «drama» y solidarizarse con los afectados.

De forma paralela, la asociación ha censurado también que los servicios sociales del Ayuntamiento de Vitoria conocen la situación de esta familia y que lo único que les proponen es que vayan al albergue municipal cuando tienen «cientos de viviendas vacías» que podrían ser habilitadas para hacer frente a estos casos. Por último, ha indicado que los juzgados de Vitoria «incumplen sistemáticamente» el convenio firmado en 2013 con el Gobierno vasco y los consistorios «que les obliga a detectar familias vulnerables y menores involucrados en desalojos forzosos y pedir un informe al ayuntamiento antes de fijar una fecha de desahucio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos