Arde un pabellón industrial abandonado entre Gamarra y Betoño

La gran columna de humo negro podía apreciarse desde el parque de Gamarra. / Igor Aizpuru

Tres dotaciones de Bomberos han apagado el incendio y la Policía ya investiga las causas del suceso ante una posible intencionalidad

J. romero / c. albéniz
J. ROMERO / C. ALBÉNIZ

Tres dotaciones del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento de Vitoria (SPEIS) se han desplazado este jueves a la calle Canal de Santo Tomás tras detectarse una gran columna de humo en las inmediaciones de Portal de Gamarra. El suceso ha tenido lugar alrededor de las 19.00 horas de la tarde. Las llamas tenían su origen en un pabellón industrial abandonado situado en el entorno de las empresas Euromaster y neumáticos Wickham.

Una quincena de efectivos de los Bomberos de Vitoria se afanaron en apagar las llamas en esta zona colindante entre el polígono industrial de Betoño y portal de Gamarra tras recibir un aviso a las 19.08 horas. Tuvieron que servirse de un hacha para acceder a su interior, ya que el principal foco del incendio se situaba en una de las esquinas interiores de la nave, y también emplearon una escala para acercarse al fuego desde el exterior del local industrial. Mientras tanto, agentes de tres patrullas de la Ertzaintza y de la Policía Local acordonaron la zona y procedieron a investigar las causas del incendio.

Una de las primeras hipótesis que se barajan señala a la intervención humana como una de las posibles causas. Al parecer, un testigo habría observado cómo un hombre abandonaba el pabellón en bicicleta instantes después de declararse el incendio, pero la Policía aún no ha emitido una versión oficial de los hechos.

Espuma y neumáticos

Esta nave industrial de grandes dimensiones se encuentra en estado de abandono y en su interior únicamente se almacenan algunos artículos como neumáticos, por lo que los Bomberos optaron por utilizar espuma en sus labores de extinción. Pese a la intensa y negra humareda, que podía observarse desde el parque de Gamarra, y lo llamativo del incendio, el Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de Vitoria consideró que las llamas estaban «controladas, aunque no extinguidas» hacia las 19.45, media hora después de dar comienzo a su intervención. Apenas una hora después el fuego quedó sofocado por completo, pero, no obstante, los bomberos continuaron realizando labores de refresco en la zona cada dos horas durante las horas siguientes para descartar posibles rebrotes.

Los bomberos usaron una escala. / Igor Aizpuru

Fotos

Vídeos