Continúa el desembalse ante la previsión de más precipitaciones

El embalse de Ullibarri comenzó a verter el pasado fin de semana. /Jesús Andrade
El embalse de Ullibarri comenzó a verter el pasado fin de semana. / Jesús Andrade

El anuncio de heladas, con especial incidencia en Álava, obligó la pasada madrugada a Euskalmet a activar el aviso amarillo

M. REGO / F. GÓNGORA

A más de un alavés le habrá tocado esta mañana rascar el cristal del coche o caminar con un extra de prudencia por algunos, y vidriosos, caminos del territorio. La previsión de heladas, especialmente en esta provincia, obligó a Euskalmet a activar el aviso amarillo durante la pasada madrugada -de 00.00 a 9.00 horas- cuando se esperaba que se desplomara el mercurio. La noche anterior bajó hasta los 6,7 grados negativos, en concreto, en Iturrieta, mientras que la ciudad tiritó a -1º en la estación de Abetxuko.

Las temperaturas no van a experimentar grandes cambios en los próximos días. Sin embargo, ante la posibilidad de que muestren un «ligero a moderado» ascenso, según la predicción de la Agencia Vasca de Meteorología, que podría ayudar al deshielo y, sobre todo, el anuncio de más precipitaciones, continúa el desembalse tanto de Ullibarri como de Urrunaga. El vertido se inició antes en el último de estos dos pantanos cuyas aguas (a 30 metros cúbicos por segundo) acaban en la central hidroeléctrica de Barazar y la presa de Undurraga. El otro embalse, que abastece a la mitad de la población vasca, comenzó el pasado fin de semana a verter (a 30 metros cúbicos por segundo desde ayer) al Zadorra tras alcanzarse la cota de aliviadero.

La «medida preventiva» de desembalsar -fruto del acuerdo unánime el pasado viernes en la mesa interinstitucional de seguimiento del sistema del Zadorra- y la decisión de continuar con esta operación en los próximas días se adoptó en vista de que se asoma un mes «con alta probabilidad de lluvias» y de que la nieve acumulada a lo largo del sábado podría sumarse al caudal con el deshielo, explican desde la Agencia Vasca del Agua-URA. De hecho, el mapa dibujado por Euskalmet refleja precipitaciones «débiles» a partir de esta tarde-noche, cuando la cota de nieve se situará en 800 metros, y anuncia asimismo nuevas heladas. El termómetro rondará hoy los 7 grados de máxima y -3 de mínima en Vitoria.

Ligero ascenso

Mañana, según las previsiones, los cielos permanecerán cubiertos y habrá también precipitaciones, mientras que la cota de nieve variará entre los 1.200-1.400 metros al mediodía y los 700-800 a última hora. Las temperaturas, en cambio, experimentarán un ascenso «ligero a moderado» -la máxima rondaría los 9 grados en la capital- aunque la subida será insuficiente para dejar las prendas de más abrigo en casa.

Las cifras

30
metros cúbicos por segundo vierte el embalse de Ullibarri, igual que el de Urrunaga.
6,7
grados en negativo registró ayer Iturrieta, la mínima de Álava.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos