«No nos van a contentar con migajas», avisan los pensionistas en Vitoria

Los pensionistas se han vuelto a manifestar este lunes en Vitoria./Rafa Gutiérrez
Los pensionistas se han vuelto a manifestar este lunes en Vitoria. / Rafa Gutiérrez

Cientos de jubilados vuelven a concentrarse en la capital alavesa para exigir «que se respete nuestra dignidad»

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYO

No han faltado a la cita. Cientos de pensionistas se han concentrado este lunes, durante media hora, en la plaza de España de la capital alavesa para volver a exigir unas pensiones públicas dignas, con una cantidad base de partida; los 1.080 euros. Con consignas como «Pensionista escucha, han vaciado la hucha» o «Si no se arregla, leña, leña, leña; si no se apaña, caña, caña, caña», alrededor de 800 personas, según los organizadores, han tildado de «engaño» la subida de entre el 1% y el 3% que el Gobierno central prevé en los presupuestos de 2018, pendientes de aprobación, para las pensiones más bajas.

La concentración se ha iniciado puntual, a las 12.00 horas. Después de agradecer los más de 300 euros que se han recaudado entre los jubilados para mejorar la megafonía, Juan Antonio Armentia, de Arabako Pentsionistak, se ha dirigido a los presentes para seguir defendiendo la movilización del colectivo como herramienta para «que se nos escuche y se respete nuestra dignidad».

El portavoz ha puesto cifras a los porcentajes de subida planteados por el Ministerio de Economía que dirige Cristóbal Montoro. Tras abogar porque estos actos deben leerse también como una reivindicación en favor de la dependencia, la sanidad y la educación públicas, Armentia ha hablado de «migajas». Las que suponen subidas de 11 euros al mes para quienes están percibiendo una prestación no contributiva de 365 euros; de 17 a quien ingresa una pensión contributiva de 565 euros al mes; o del 1,5% (8,60 de media) para aquellos que no alcanzan los 700 euros. «La lucha va a ser larga, muy larga, porque nos van a intentar contentar con migajas como estas» subrayó.

Los pensionistas han sido citados para el próximo lunes a una nueva concentración en la plaza de España. Pero no se mantendrá ahí. Desde ese punto, partirán en una pequeña manifestación para protestar ante las puertas del Instituto Nacional de la Seguridad Social. En próximas movilizaciones se plantean trasladar sus exigencias a las puertas de la Subdelegación del Gobierno, el Parlamento Vasco e incluso la Diputación de Álava.

Este jueves día 19 habrá una reunión en Vitoria de las coordinadoras de pensionistas de los tres territorios vascos y de Navarra para estudiar la posibilidad de organizar una gran marcha conjunta y unificar la acción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos