El conflicto en la Policía Local de Vitoria cumple su tercer mes sin visos de solución

Un agente coloca una sanción en el parabrisas de un turismo en Vitoria. /Igor Aizpuru
Un agente coloca una sanción en el parabrisas de un turismo en Vitoria. / Igor Aizpuru

Los sindicatos ultiman una nueva propuesta, mientras se mantiene el rechazo a reforzar y la huelga de celo ha dejado ya 14.000 multas

DAVID GONZÁLEZ

Buena parte de la comisaría de Aguirrelanda, hogar de la Policía Local, continúa en pie de guerra contra el Gabinete Urtaran. Si bien la tolerancia cero ante cualquier infracción del ciudadano -preso de este conflicto- se circunscribe ya a fechas puntuales como partidos señalados del Baskonia o del Alavés, la negativa general a reforzar afecta de lleno a este cuerpo, con 369 efectivos en nómina cuando, según la interpretación sindical, deberían superar ampliamente los 400.

Ayer se cumplieron tres meses de conflicto. Desde aquel 31 de octubre y hasta principios de diciembre, la ola de multas provocó una psicosis en la ciudad. Fue la particular manera de los agentes de sacar a la luz su «hastío» ante «la falta de efectivos» y «la dejadez» del actual equipo de gobierno hacia sus demandas. Tras varias reuniones con representantes del departamento de Seguridad Ciudadana (en manos del PSE) y de Función Pública (PNV), la posturas continúan alejadas.

Según ha sabido este periódico, entre hoy y mañana se prevé que las centrales sindicales presenten una nueva propuesta con el objetivo de firmar, por fin, la pipa de la paz. A más tardar, ese ofrecimiento llegará a principios de la próxima semana.

Y vendrá envuelto en un nuevo panorama sindical. La renuncia a seguir de la cúpula del sindicato Erne tras el rechazo de la plantilla a un principio de acuerdo con el Ayuntamiento conllevó la elección de nuevos responsables. Estos son partidarios de continuar con las negociaciones «en busca de un acuerdo mejor». Y mientras abogan por la negativa a reforzar. Es decir, igual que la otra central mayoritaria, el Sipla.

Más de 200 multas al día

Entre ambos aglutinan a más del 90% de los votos en la Guardia urbana. Eso sí, ambos siempre han negado la existencia de huelga de celo alguna. Las cifras dicen lo contrario. Fuentes del departamento de Hacienda hablaban ayer de 13.997 sanciones impuestas desde el 1 de diciembre hasta el 8 de enero. A más de doscientas al día.

La jornada, además, vivió un rifirrafe en las redes sociales entre Urtaran y los dos sindicatos. Éste les acusó en una radio pública -sin citarles expresamente- de «vivir en los mundos de Yupi». Los sindicatos policiales le acusaron de «vivir en el País de las Maravillas», de «no tener interés en buscar soluciones» y de mostrar «poco aprecio» hacia el cuerpo. La brecha, un poco más amplia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos