El conflicto con la Policía Local se enquista al rechazar la «insuficiente» oferta municipal

El ‘multacar’ circula por la calle Koldo Mitxelena, frente al colegio Marianistas. /Igor Aizpuru
El ‘multacar’ circula por la calle Koldo Mitxelena, frente al colegio Marianistas. / Igor Aizpuru

Urtaran propone a la plantilla incorporar de forma urgente a quince interinos y externalizar algunos servicios como la vigilancia de edificios

DAVID GONZÁLEZ y ANDER CARAZO

La solución al conflicto laboral de la Policía Local, que ha derivado en una ‘huelga de celo’ y en una media de 250 multas diarias, parece cada vez más lejana. De hecho, los sindicatos y los agentes consideran que el Gabinete de Gorka Urtaran «no toma en serio las reivindicaciones del colectivo». Tachan de «insuficiente» la oferta laboral que ayer les presentaron los responsables consistoriales porque «no soluciona» los problemas que desde hace años padece la Guardia urbana. Una propuesta que ayer ya se trasladó a los agentes, que de «manera mayoritaria» han mostrado su rechazo a secundarla. Ni siquiera se celebrará asamblea alguna, como en un principio se anunció.

En una reunión de dos horas, el Gobierno PNV-PSE planteó a la plantilla incorporar de forma inmediata a quince interinos «con baja preparación», según palabras del propio coordinador general del área económica, Iñaki Gurtubai, a los representantes sindicales. Estos refuerzos procederían de la bolsa de trabajo del Departamento vasco de Seguridad y, como indican estas mismas fuentes, el propio interlocutor municipal señaló a los representantes del comité que incluso «habría que darles algún curso de tiro».

El siguiente ofrecimiento que más chirría entre los agentes es la propuesta de externalizar algunos servicios que hasta ahora presta la Policía Local como la vigilancia de la Casa Consistorial, las oficinas de San Martín y de la calle San Antonio o incluso el Belén Monumental de La Florida.

El concejal de Seguridad Ciudadana, el socialista Carlos Zapatero, confiaba en que esta serie de medidas podrían servir para «resolver una situación que no beneficia a nadie y perjudica a muchos, empezando por la ciudadanía y continuando por los propios agentes». Sin embargo, los representantes del comité de empresa inmediatamente declararon su falta de entusiasmo al respecto. «(La oferta) no soluciona el problema existente en la actualidad de falta de personal y de pérdida de derechos laborales», subrayaron en un comunicado.

Problemas de personal

Porque los trabajadores insisten en la necesidad de un aumento sustancial de la plantilla, que en los últimos años se ha visto mermada por las jubilaciones, las bajas, las reducciones de jornada y las excedencias. Una situación que se evidencia en su labor diaria. La noche del domingo al lunes, sin ir más lejos, no hubo personal suficiente para atestados, por lo que hubiese sido imposible tramitar una hipotética denuncia o atender un accidente de tráfico. Es más, sólo hubo dos patrullas en la calle y un agente primero -de la escala básica- ejerciendo como jefe de turno.

Los representantes del Gobierno municipal insisten en que convocarán una Oferta Pública de Empleo (OPE) en 2018, pero entonces -como ya sucedió con la de 2016- la ley limita la tasa de reposición y será complicado cubrir las necesidades del cuerpo de la Policía Local que cada año tiene menos capacidad para librar y atiende más eventos. Además, el próximo año entra en vigor el decreto del Gobierno de Mariano Rajoy que permitirá la jubilación a partir de los 60 años y al que se acogerán varios agentes.

Esa total falta de sintonía entre las partes, pese a que ambas han mostrado su disposición a volverse a reunir en los próximos días, tiene su consecuencia más directa en que se mantiene la ‘huelga de celo’. Las centrales niegan que se esté ejecutando pese a sus evidentes consecuencias contra el bolsillo de los vitorianos. En total, se han impuesto 2.110 multas en una semana a peatones, ciclistas y conductores por acciones que normalmente se pasaban por alto y que en algunas ocasiones se ha llegado a rozar el absurdo. De hecho, un único guardia -según afirmó el alcalde- impuso 80 multas la pasada semana cuando su registro habitual eran cinco en un mes completo.

Oferta municipal

1.-
Una nueva OPE en 2018.
2.-
Incorporación inmediata de 15 interinos del Departamento de Seguridad.
3.-
Adhesión a las oposiciones conjuntas.
4.-
Seguridad privada para edificios municipales y el Belén de La Florida.
5.-
Una mesa para analizar las bajas.
6.-
Un incremento salarial del 1,5% y lo que permita la ley.

Reivindicaciones sindicales

1.-
Suplir la falta de personal, el Ayuntamiento lo cifra en 32 agentes.
2.-
Problemas ante la falta de capacidad para librar.
3.-
Reforzar unidades mermadas como Violencia Familiar, Investigación y Atestados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos