Una conductora circula por Vitoria con el cepo que le había colocado la Policía Local

Un conductor fue sorprendido mientras circulaba en sentido contrario. /E. C.
Un conductor fue sorprendido mientras circulaba en sentido contrario. / E. C.

Otro conductor, sin carnet de conducir, fue sorprendido mientras conducía en sentido contrario por Portal de Arriaga

JORGE BARBÓ

Como una mandíbula de acero, muerden las ruedas para evitar que el coche se pueda mover ni un palmo. En teoría, están diseñados contra ganzúas, palancas y ácidos. Algunos están provistos de una sofisticada cerradura inexpugnable, cifrada con más de dos millones de combinaciones. Y, sin embargo, parecen no ser indemnes a la tozudez de un conductor en presunto estado de embriaguez. La Policía Local de Vitoria investiga a una joven de 24 años por circular por las calles de Vitoria con un cepo colocado en una de las ruedas de su coche.

Los hechos acaecieron sobre las 23.00 horas del pasado lunes, cuando la conductora fue sorprendida circulando en la calle Artapadura, en la zona de Arriaga, con el dispositivo inmovilizador que se le había colocado en el automóvil. Ante las sospechas «de que se encontraba bajo la influencia de bebidas alcohólicas», precisaron fuentes municipales, los agentes le instaron a realizar la prueba de alcoholemia. Sin embargo, ella se negó, por lo que se le instruyeron diligencias que fueron remitidas al Juzgado de Guardia.

Horas más tarde, pasadas las dos de la madrugada, un conductor de 50 años fue sorprendido cuando circulaba en sentido contrario a la altura del número 29 de Portal de Arriaga. La sorpresa de los agentes de la Ertzaintza fue mayúscula al comprobar que no tenía permiso de circulación porque, de hecho, nunca se había llegado a sacar el carné.

Detenido en Logroño

Por otra parte, la Jefatura Superior de Policía de La Rioja informó ayer de la detención de un vecino de Vitoria de 28 años que había asaltado una vivienda de la localidad de Lardero el pasado 31 de enero. Tras ser sorprendido por el propietario del inmueble, el presunto ladrón consiguió huir hasta ser interceptado en Logroño, en las inmediaciones de la AP-68.

Y, tal y como ya adelantó ayer este diario, dos hombres de 41 y 31 años fueron arrestados en la tarde del lunes acusados de un delito de tráfico de drogas como responsables de un presunto laboratorio de ‘speed’ y cocaína que fue desmantelado en una lonja de Betoño.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos