Condenados a más de 25 años de cárcel los seis miembros de una banda de drogas de Vitoria

En el grupo participaban dos vitorianos a los que se condena por envío de remesas a Colombia

ELCORREO

Seis miembros de una banda dedicada al tráfico de cocaína en Vitoria ha sido condenada por la Audiencia de Álava a penas que suman más de 25 años de cárcel y multas por un valor total de 64.000 euros.

La sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia de Álava, impone penas de entre 7 años y 2 años y 4 meses de prisión a los seis integrantes de esta banda por delitos contra la salud pública, integración en grupo criminal y blanqueo de capitales, ya que cuatro de ellos eran colombianos y enviaban remesas del dinero obtenido con la droga a su país.

Registros en Vitoria

En el registro que hizo la Ertzaintza en cuatro pisos de Vitoria de los detenidos encontró más de dos kilos de cocaína con un valor estimado de unos 75.000 euros, tres pistolas simuladas, inhibidores de frecuencia, material y sustancias para cortar la droga, y más de 12.500 euros en efectivo producto de la venta de los estupefacientes.

El fallo judicial considera probado que los acusados formaban un grupo dedicado a la venta de cocaína desde 2012.

En el grupo también participaban dos vitorianos, uno de ellos condenado a 4 años ya que también hizo envíos de dinero a Colombia, y otro a 2 años y 4 meses de cárcel por participar en el delito de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal pero no en el blanqueo de capitales.

La Sala recuerda que los acusados, que en el juicio reconocieron los hechos, enviaron a Colombia remesas de dinero de forma individual que oscilaron entre los 14.000 y los 2.000 euros anuales y destaca que se trata de un delito de blanqueo de capitales ya que aunque esos envíos eran para familiares «se hicieron con la finalidad de encubrir el origen ilícito del dinero».

La sentencia aplica las mismas penas solicitadas por la Fiscalía al coincidir en que concurre la atenuante muy cualificada de «dilaciones indebidas» ya que este procedimiento se paralizó, de ahí la tardanza entre la instrucción -que arrancó en 2012- y el juicio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos