Los concejos y EH Bildu se suman al rechazo al AVE de Rioja Alavesa

El Gobierno riojano defiende el corredor y sugiere al Ejecutivo vasco que «presente alegaciones» cuando se decida el trazado final

A. A.

Nuevas muestras de rechazo en Álava a la hipótesis planteada por el Ministerio de Fomento de atravesar Rioja Alavesa con un tren de alta velocidad pensado para conectar Logroño con Miranda y dar así salida ferroviaria a la capital riojana hacia Madrid y Europa. Si las principales instituciones vascas y alavesas ya dieron a entender el martes sus recelos respecto a este proyecto -el Gobierno vasco dijo que no lo compartía-, ayer EH Bildu y la asociación de concejos de Álava (ACOA) mostraron su rechazo frontal. Se suma al ya manifestado por la asociación de bodegas ABRA, que ve el proyecto como un «sinsentido» que afectaría al modo de vida y al patrimonio de la rica comarca vitivinícola alavesa.

Fomento quiere dar salida a Logroño hacia el corredor atlántico de alta velocidad y prevé hacerlo por Miranda de Ebro, donde enlazaría con la línea Madrid-Irún-frontera francesa. Ha planteado cuatro alternativas de trazado. Dos de ellas penetran en Álava. Una de forma más breve y otra, la más barata, atraviesa prácticamente toda la comarca.

De momento se debe desarrollar el estudio informativo para elegir el trazado, pero las instituciones alavesas ya se han puesto en guardia ante un plan que puede tener consecuencias de importancia en la comarca vinícola.

Este miércoles, EH Bildu mostró su rechazo frontal a esta nueva línea de alta velocidad. No resulta sorprendente, porque la izquierda abertzale ha capitaneado también la repulsa a la ‘Y vasca’ y la alta velocidad ferroviaria como concepto. «Conocemos de primera mano y son evidentes las cicatrices que la ‘Y vasca’ está causando en Araba y Euskal Herria», indicaron ayer. «Lo rechazamos porque es un proyecto totalmente destructivo, porque está basado en una concepción desfasada de la movilidad y porque alimenta los recortes en gasto social», enumeró su líder en las Juntas, Kike Fernández de Pinedo.

Los concejos, por su parte, pusieron de manifiesto el doble rasero de las instituciones vascas, al alentar la ‘Y’ mientras se rechaza este nuevo proyecto. El Gobierno riojano, por su parte, instó ayer al vasco a «presentar alegaciones» cuando se someta a exposición pública el proyecto, que defendió como parte del corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos