Competición en mandiles en el Miniature Iron Chef disputado en Vitoria

Los vizcaínos, coronados con su txapela de ganadores. /J. Andrade
Los vizcaínos, coronados con su txapela de ganadores. / J. Andrade

El equipo vizcaíno se proclama vencedor con un pintxo de canelón de presa ibérica en pan de tomate

SARA LÓPEZ DE PARIZA

Una cesta con productos sorpresa a las ocho y media de la mañana en Makro, cuatro equipos con tres de los mejores cocineros de cada provincia, cuatro horas en la cocina y dos pintxos de nueva creación. Son los ingredientes del Iron Chef organizado por Miniature y que este viernes permitió a más de un centenar de comensales degustar deliciosas propuestas elaboradas en exclusiva para la ocasión. Un jurado profesional eligió el pintxo ganador, elaborado por el equipo de Bizkaia: guiso de presa ibérica con setas enrollado en pan de tomate con mayonesa de huevo frito y crujiente de patata negra.

A primera hora de la mañana, las cocinas de La Regadera abrieron para acoger al equipo de Álava, formado por Mitxel Suárez (Borda Berri), Carlos Dávalos (Waska!) y Alberto Sánchez (Eskolaberri) que no veían como una ventaja jugar en casa. Una vez conocidos los ingredientes de los que disponían, «nos hemos sentado 20 minutos y hemos llegado a un acuerdo bastante rápido, aunque iremos cambiando cosas sobre la marcha», explicaba ya enfundado en la chaquetilla Mitxel Suárez, último ganador del campeonato de pintxos de la provincia.

Tras esa tormenta de ideas llegaba la hora de elaborar los dos pintxos: torta crujiente de kokotxas con pulpo salteado, tartar de presa ibérica, alioli negro y velo de panceta, y sándwich vertical de pluma marinada. «Para el segundo hemos marinado la carne con soja, vinagre de arroz y ajo y lo hemos congelado para después cortarlo en láminas finas tipo carpaccio», detallaba Mitxel. «No sé si ganaremos porque el nivel está altísimo, lo que está claro es que para nosotros esto es un reto total», decía Alberto Sánchez.

Mientras los alaveses avanzaban en sus elaboraciones, el equipo vizcaíno hacía lo propio en los fogones del Toloño, donde compartían espacio con una cocinera residente encantada con la nueva compañía. «Haremos un guiso tradicional de presa ibérica con setas y mayonesa de huevo frito con crujiente de patata negra y crema de queso. Y como segunda propuesta, kokotxas al pilpil con verduritas coronadas con alga wakame», relataba Iñigo Kortabitarte (Kobika) que formaba brigada culinaria con José Manuel Rodríguez (Mendiola) e Iván Siles (Gure Toki).

«Nos encanta crear»

Por su parte, los navarros tomaron La esCotilla con el objetivo de dar de comer a una veintena de comensales que degustaron dos pintxos ideados ayer mismo y otros tres de su recetario, uno por cada miembro del equipo. «Nos hemos organizado bastante bien, hemos mezclado conocimientos y técnicas que dominamos cada uno así que creo que haremos un buen papel», compartía positivo Luken Vigo (Baserri Berri).

Entre bromas, risas y también algo de estrés, ya que Pamplona está inmersa estos días en su Semana del Pintxo, el equipo completado por Iñaki Andradas (Baserri Berri), Gorka Aginaga (Iruñazarra) y Luismi León y Pedro Miguel Espada (Café Iruña) elaboró un nido de verduras en tempura con huevo milenario, salicornia y setas lactofermentadas. Y como segunda propuesta, mejillón al vino tinto con atún, presa, pulpo, velo de tocino y algas. «Es un reto complicado, pero divertido porque nos encantan los desafíos y crear constantemente», coincidían los cocineros.

Completaban este Iron Chef los guipuzcoanos, el único equipo con mujeres, Ángela Basabe (Gaztelumendi) y Rebeca Barainka (Galerna) que cocinaron junto a Paul Arrillaga (Zazpi) y Jorge Asenjo (Galerna). Elaboraron tres pintxos de los que más tarde se quedarían con los dos mejores: bocado de pollo relleno de espárrago; foie con kokotxas y velo de plancton, y pan de chipirón con pluma ibérica curada y ahumada y vinagreta de manzana y pulpo. «Ha sido facilísimo ponernos de acuerdo, son unos cracks y muy creativos», celebraba Ángela.

El sábado, los niños, y el domingo la barra más grande del mundo

Los más pequeños serán hoy los protagonistas de la jornada en Miniature Kids, que reunirá a cerca de medio millar de mini chefs en el Iradier Arena. En un turno de mañana y otro de tarde, aprenderán a cocinar de la mano de profesionales tartar de salmón con gambas, verduritas y aguacate; brochetas de pollo con verduras y croissants rellenos de chocolate. En los fogones les acompañarán Aker y Babazorro y todos recibirán además un gorro y un delantal de cocineros. Para participar es necesario inscripción previa.

Y mañana, llegará ‘la barra de pintxos más grande del mundo’. De 12 a 15.30 horas, más de 50 chefs de los mejores restaurantes de Euskadi, Navarra y parte del país ofrecerán sus creaciones en miniatura en el Iradier Arena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos