La Comisión Europea estudia entre hoy y mañana la reapertura del PIF de Foronda

La importación de caballos podría ser una línea de negocio que se impulsara con el PIF./Eduardo de No
La importación de caballos podría ser una línea de negocio que se impulsara con el PIF. / Eduardo de No

La UE debate la solicitud del Gobierno central para restituir en el aeropuerto un servicio clave para transportar productos perecederos y animales desde terceros países

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

La situación de determinados puestos de inspección fronterizos y unidades veterinarias en Bélgica, Dinamarca, Alemania, Irlanda, España y Croacia y los cambios propuestos por los respectivos gobiernos es un asunto que figura en la agenda del comité permanente de plantas, animales, comida y piensos, un organismo dependiente de la Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea. Se reúne entre hoy y mañana en su sede de Bruselas y, según ha podido saber este periódico, el PIF del aeropuerto de Foronda y su reapertura están en ese orden del día.

El caso de este puesto de inspección fronterizo se diferencia del resto en que puede ser el primero que se restituya no sólo en España sino en Europa. Su actividad quedó suspendida en abril de 2013 para operar con productos perecederos y de origen animal de fuera de la UE. Entonces el aeródromo vitoriano perdió uno de sus atractivos de cara a las empresas. Pero ahora puede ser el momento de recuperar ese servicio, precisamente cuando Foronda ha enderezado una senda especialmente positiva en el tráfico de carga. En 2017, de hecho, ha marcado un nuevo récord de mercancías con casi 60.500 toneladas.

«La disminución del volumen de carga que se produjo en los años previos a la suspensión temporal del PIF -el puesto se ha mantenido operativo como vía de entrada de productos fitosanitarios (semillas, flores...) y como servicio aduanero- era coyuntural y ya está ampliamente superada», recordaba ayer el delegado del Gobierno central en Euskadi, Javier de Andrés. Y esa evolución al alza en el volumen de mercancías, con tres años seguidos de records, y las perspectivas de crecimiento «hacen necesaria la reapertura del PIF para poder operar nuevamente con productos perecederos», asegura.

Decoexsa y el 'Brexit'

También las empresas lo demandan, como por ejemplo Decoexsa, que presentó una propuesta para relanzar, con varios importadores, el transporte de pescado desde Marruecos con un vuelo diario de lunes a jueves, entre Vitoria y Tánger. La apuesta de esta compañía de transitarios y logística junto a la oportunidad que puede representar el ‘Brexit’ -si se consuma la salida del Reino Unido de la Unión Europea, porque entonces desaparecerían 22 puestos fronterizos que deberían ser sustituidos por otros tantos comunitarios- «justifican que Foronda disponga de PIF para convertirse en un aeropuerto de referencia en la UE», considera De Andrés. De hecho, la infraestructura alavesa, con una conexión diaria con East Midlands -segundo aeropuerto carguero británico-, podría ser la puerta de entrada para el marisco que ahora trae DHL desde el Reino Unido.

Para el desarrollo «pleno» del potencial carguero de Foronda el puesto de inspección fronterizo es «clave y por ello desde la Delegación del Gobierno en el País Vasco hemos agilizado todas las gestiones administrativas con los respectivos ministerios -Presidencia; Sanidad; y Agricultura, Ganadería y Alimentación- y con la Unión Europea». Fue a finales de agosto cuando desde Euskadi se remitió a Madrid la solicitud de «reapertura urgente» del PIF. Cinco meses después el asunto se aborda en Bruselas. «En la medida en que las empresas están realizando una apuesta estratégica e inversora en Vitoria, es necesario que las dotemos de infraestructuras», concluye Javier de Andrés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos