Comerón acusa a Urtaran de tener a Vitoria «abandonada, triste y llena de líos»

Leticia Comerón en una rueda de prensa. /Rafa Gutiérrez
Leticia Comerón en una rueda de prensa. / Rafa Gutiérrez

La portavoz municipal del PP dice que el balance del PNV es «pésimo» cuando se cumplen tres años del cambio de Gobierno

IOSU CUETO

«Nunca hemos tenido un alcalde peor». La portavoz del PP en el Ayuntamiento, Leticia Comerón ha realizado hoy su «pésimo» balance del Gobierno municipal cuando están a punto de cumplirse tres años de la llegada de Urtaran a la Alcaldía, algo que ocurrirá el miércoles. Como era de esperar, la edil ha atacado al regidor del PNV desde todos los flancos posibles: la falta de proyectos «potentes», la limpieza, la delincuencia, las inundaciones, las promesas incumplidas o el apoyo del líder jeltzale al derecho a decidir. A estas alturas, ha dicho, Vitoria está «parada, triste y llena de líos» a solo un año de las siguientes elecciones. «No para de perder oportunidades, ningún alcalde ha tenido un resultado tan nefasto a estas alturas», ha criticado.

Comerón ha lamentado que la capital alavesa ha pasado de tener un alcalde como Javier Maroto, que «defendía a Vitoria por encima de todo», a uno como Urtaran «que no lo hace» y que además de permitir «que el PNV quiera restar voz a los vitorianos cambiando la Ley Electoral, aprueba ayudas a Etxerat, Sare o Udalbiltza y ayer salía a la calle en un nuevo acto independentista para darle la mano a gente como Otegi».

Comerón ha repasado un extenso listado de cuestiones que, según los populares, demuestran que el Ejecutivo PNV-PSE no hace más que «acumular oportunidades perdidas». Por ejemplo, ha dicho que Vitoria ha pasado «de ser la ciudad más inversora de todo Euskadi a una ciudad paralizada» a pesar de que tiene más recursos económicos que cuando gobernaba el PP. «De los más de 45 millones de euros invertidos en 2014 a solo 20,6 millones en 2017», ha valorado.

La jefa de filas popular ha enumerado proyectos que siguen pendientes como la reforma del Teatro Principal, los centros socioculturales de mayores de Judimendi y San Martín, los alojamientos para personas dependientes o las mejoras en campos de fútbol. «Ni siquiera ha hecho reformas a las que se comprometió como la 'plaza roja' de Sansomendi, Manuel Iradier, Portal de Gamarra o José María Iparraguirre», ha reprochado. También ha criticado que el PNV tampoco haya continuado con la reforma de la Avenida, siga sin abordar la de LosHerrán, no cierre el Anillo Verde o no presione lo suficiente para evitar las inundaciones. «Qué vergüenza que con el PNV en el Gobierno Vasco se hayan invertido 0 euros y que Urtaran siga sin decir nada ante el planteamiento de llevar las inversiones hasta 2027», ha agregado.

Comerón también ha tachado de «increíble» que el alcalde haya sido «incapaz de reunirnos a los grupos» para abordar el proyecto del soterramiento, y ha sido especialmente dura al recordar que la Alta Velocidad «no puede ser solo puerta de salida sino también de entrada y para eso Vitoria tiene que ser atractiva, pero falta promoción turística. Ya no se oye Vitoria fuera».

La «pérdida de eventos» como la Euskalgym, el «declive comercial», los robos en bares, empresas y tiendas, la «lentitud» en la concesión de licencias, la «oportunidad perdida» de vender las instalaciones de Betoño al Alavés para hacer su ciudad deportiva y la «falta de mantenimiento en calles y jardines» completan la batería de críticas del PP.

Pero además, la concejala popular se ha referido también a los constantes «líos» protagonizados por el alcalde en estos años, como la primera huelga de celo de Policía Local sufrida en Vitoria que costó «20.000 multas por importe de más de un millón de euros». Ahora, ha recordado, hay sobre la mesa una amenaza de huelga de basuras, convocada del 20 al 26 de junio, coincidiendo con eventos como el Azkena y las fiestas de San Juan. En el último año, Vitoria «también vivió una huelga de socorristas, una de funcionarios y una de Tuvisa», ha enumerado. Comerón ha agregado que recientemente, Urtaran «también ha tenido en contra a músicos, hosteleros y agentes culturales por su decisión «unilateral» de limitar los conciertos en bares, que denunciaron que 'Vitoria corre el peligro de pasar del verde al gris más triste».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos