Los colegios de Vitoria plantean soluciones para acabar con las dobles filas

Un agente, entre las dobles filas en la puerta de un centro./Igor Aizpuru
Un agente, entre las dobles filas en la puerta de un centro. / Igor Aizpuru

Entre sus propuestas se incluyen más aparcabicis y habilitar áreas de estacionamiento rápido en la zona o incluso en el propio patio

Nerea Pérez de Nanclares
NEREA PÉREZ DE NANCLARES

El Ayuntamiento de Vitoria ha iniciado una ronda de visitas por los colegios que más sufren las dobles filas a diario. Su objetivo es involucrar a los propios afectados y recabar sus propuestas para lograr erradicar este problema. «Nosotros somos los primeros interesados en que se den soluciones a los padres que traen a sus hijos en coche», coinciden en recalcar desde los centros. Por ello, han empezado a trasladar sus ideas al Departamento de Seguridad Ciudadana, que luego se pondrán sobre la mesa de la comisión técnico-política de la Policía Local, de donde saldrán las medidas a adoptar.

Los responsables del Departamento de Seguridad Ciudadana ya se han citado con Corazonistas, Carmelitas y NClic, mientras que los próximos días les tocará el turno a Marianistas, Urkide y Niño Jesús. «No existe una solución general porque cada centro sufre las dobles filas de manera diferente y la situación que se genera no es la misma en uno que en otro sitio», explican desde Seguridad Ciudadana.

Entre las propuestas de los centros se encuentra la habilitación de estacionamientos cercanos para dejar el coche durante un tiempo limitado o incluso utilizar el propio patio en los momentos críticos. Esta última idea surgió en el encuentro con Corazonistas, que cuenta con una amplia zona de recreo. «Pero esto requiere de un estudio detallado para ver qué fórmula se puede utilizar, porque tendría que haber puerta de entrada y salida para dar fluidez, que no haya niños y que sea por un espacio de tiempo muy corto», detalla el director, Eduardo Salazar. En esta reunión también se habló de la posibilidad de habilitar un área como apeadero a un lado de la calle durante unos minutos.

Más estacionamientos

A estas ideas se suman otras como la aplicación de tarifas espaciales en parkings públicos próximos y la creación de rutas seguras. Urkide, por ejemplo, planteará esta semana instalar más aparcabicis en el exterior con vigilancia y ampliar el número de estacionamientos al lado del centro, ya que en la actualidad apenas hay espacio para cinco vehículos.

Para el colegio Niño Jesús, con entrada por la calle Beato Tomás de Zumárraga y Gorbea, la solución a sus dobles filas es «complicada. Ojalá tuviéramos la solución. Desde el centro trabajamos la movilidad sostenible con los alumnos y familias, y organizamos cursos con el CEA sobre cómo circular en bici y su mantenimiento. Tratamos la parte educativa, pero hay otros aspectos que se nos escapan y están en manos de los expertos municipales».

Hasta ahora, la actuación del Ayuntamiento contra las dobles filas en la puerta de los centros iba dirigida a facilitar la llegada de los niños y niñas a las aulas, y hacerlo de forma segura. Este planteamiento se ha aplicado a lo largo de las últimas legislaturas, pero el Departamento de Seguridad Ciudadana cree que ha llegado la hora de tratar de reducir también, si no eliminar, las molestias y problemas que generan a vecinos y usuarios de la vía pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos