La ciudad romana de Iruña-Veleia verá consolidada la muralla sur del yacimiento arqueológico

Lugar en el que se acometerán las obras de consolidación y puesta en valor. /Igor Aizpuru
Lugar en el que se acometerán las obras de consolidación y puesta en valor. / Igor Aizpuru

El Gobierno vasco invertirá 100.000 euros en esta intervención que «afectará a la propia puerta y a los primeros tramos al este del acceso»

SERGIO CARRACEDO

La ciudad romana de Iruña-Veleia fortalecerá su muralla en el tramo sur. El Gobierno vasco ha destinado una partida de 100.000 euros al yacimiento arqueológico alavés, dinero con el que se consolidará la estructura defensiva y la puerta de entrada meridional a la Oppidum altoimperial.

El acuerdo de colaboración lo han firmado este lunes el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, y el diputado general de Álava, Ramiro González, aunque en el acto también ha participado el responsable del Museo BIBAT, Javier Fernández Bordegarai, que ha sido el encargado de dar más detalles sobre las labores previstas en el yacimiento.

«Se trata de una actuación que afectará a la propia puerta y a los primeros tramos al este del acceso». Además, también se va a adecuar la explanada existente al sur de la muralla, donde se eliminarán los pavimentos asfálticos, se adecuarán las rasantes para «que sea posible una mejor percepción del monumento», ha descatado Fernández Bordegarai. «Todo ello irá acompañado de la correspondiente actuación arqueológica que ha de permitir avanzar en el conocimiento del yacimiento y en su puesta en valor», ha destacado el arqueólogo.

La intervención en la muralla sur se considera una actuación «relevante» al tratarse de una de las zonas más visibles del yacimiento. Además, forma parte del Plan Director 2010-2020 diseñado por la Diputación alavesa.

El conjunto monumental de Iruña-Veleia constituye una de las zonas arqueológicas más extensas del Territorio Histórico de Álava, ya que el yacimiento supera con mucho los límites del Oppidum actualmente protegido. En concreto, alcanza unas 126 hectáreas, ocupando un amplio espacio de forma triangular rodeado en dos terceras partes por un meandro del río Zadorra. La carretera A-3302 cerraría el perímetro de la ciudad ubicada entre las localidades de Trespuentes y Villodas, en el municipio de Iruña de Oca.

Un trabajo minucioso

En el centro de ese triángulo se encuentra el recinto amurallado, el conocido como Oppidum de Iruña, pero el yacimiento se extiende también hacia el noroeste, por todo el promontorio de Arkiz, y hacia el sur, ocupando las suaves laderas que descienden hacia la carretera citada, por las que se extendió la ciudad romana altoimperial. Precisamente en la parte sur de la muralla es donde se prevé acometer las obras de consolidación: puerta sur y lienzos sur-este del Oppidum.

El proyecto presentado exigirá a los profesionales un trabajo minucioso durante seis meses. Ello se debe a «la fragilidad del monumento», lo que obligará a que «muchos de los trabajos» se deban realizar «manualmente» y con «un cuidado extremo cuando deba pisarse el monumento pues existe el riesgo de que elementos de la estructura original se muevan». Además, la dificultad del acceso obligará a emplear maquinaria específica para circundar el monumento y no podrán emplearse vehículos de gran tonelaje que pueden perjudicar las estructuras. La reconstrucción, han destacado fuentes forales, «se basará en los resultados del estudio arqueológico, por ello este trabajo seguirá las pautas marcadas por el equipo de arqueólogos que ha dirigido la excavación y el equipo redactor del proyecto».

«Un yacimiento vivo»

El diputado general de Álava ha agradecido a la consejería de Cultura y Política Lingüística «su apoyo e implicación en este proyecto», con el que «lograremos conocer mejor el origen de nuestro Territorio y su pasado». Ramiro González ha recordado que Iruña-Veleia «es un yacimiento vivo en el que la Diputación ha llevado a cabo trabajos constantes desde 2009 y lo seguirá haciendo».

El consejero de Cultura y Política Lingüística, por su parte, ha subrayado que el Gobierno vasco apoya esta intervención y su puesta en valor porque «considera que un yacimiento romano de este nivel merece el apoyo y el trabajo en común de todas las instituciones». Bingen Zupiria ha destacado que estos trabajos y las medidas previstas en el Plan Director, «serán de gran ayuda de cara otorgar a este entorno la importancia que tiene».

Protegido desde 1916

El recinto amurallado, denominado Oppidum de Iruña, fue declarado Monumento Histórico ya en 1916, y posteriormente Monumento Histórico Artístico de carácter nacional en el año 1984. En la actualidad, es Bien Cultural Calificado, con la categoría de Conjunto Monumental al amparo de la Ley de Patrimonio Cultural Vasco. A consecuencia de su relevancia histórica, las actuaciones arqueológicas desarrolladas han sido muchas desde finales del siglo XIX.

En 2009 el Departamento de Euskera, Cultura y Deporte de la Diputación Foral de Álava encargó al Departamento de Geografía, Prehistoria y Arqueología de la Universidad del País Vasco la redacción de un proyecto de actuación general para el yacimiento, que se plasmó en la aprobación del Plan Director de Iruña-Veleia 2010-2020. Desde entonces, se han desarrollado seis campañas arqueológicas sucesivas y se han iniciado los trabajos de estudio, excavación y consolidación de parte de la muralla sur del Oppidum, de acuerdo con el proyecto arquitectónico específico elaborado por el arquitecto Óscar Reinares, colaborador en la redacción del propio Plan Director y responsable de establecer los criterios técnicos a los que responden las actuaciones de conservación y consolidación desarrollados en las estructuras arquitectónicas del yacimiento, han informado fuentes forales.

Como resultado de estas actuaciones, se han exhumado los restos de un importante edificio de carácter público destinado a mercado (Macellum), junto a la vía ab Asturica Burdigalam por la que se llegaba a la ciudad desde el sur, y se han excavado y consolidado buena parte de los restos de la muralla meridional, al oeste de la puerta que servía de acceso.

Fotos

Vídeos