Los chefs del futuro saltan al ruedo

Los pequeños se lo pasaron en grande entre los fogones, que se encendieron en turno de mañana y tarde./Rafa Gutiérrez
Los pequeños se lo pasaron en grande entre los fogones, que se encendieron en turno de mañana y tarde. / Rafa Gutiérrez

El Iradier Arena reúne a medio millar de niños en la versión infantil del certamen de pintxos Miniature

JUDITH ROMERO

«¿Cuál es el ingrediente más importante de la pasta? ¡El tomate!», respondía la pequeña Alba. «Sí, claro, ¡es la harina!», rebatía otra niña con ironía. Ayer los chefs más bajitos del territorio alavés se enfundaron el gorro y se anudaron el delantal para participar en la versión ‘kids’ de la quinta edición del congreso de pintxos Miniature, que ofrece en la capital alavesa la mejor barra de España hasta el miércoles.

El congreso continúa instalado en el Palacio Europa, pero los niños saltaron al Iradier Arena para poner a prueba sus habilidades culinarias y, en varios casos, enfrentarse por primera vez a algunos ingredientes. El salmón ahumado, las gambas, la salsa de aguacate y las verduritas picadas que componían el primer pintxo -un tartar de salmón- no dejaron indiferente a ninguno de estos pequeños comensales. El medio millar de niños participantes se dividió en dos grupos de 250 integrantes. Los primeros en cocinar fueron los chefs de entre 6 y 9 años, mientras que los cocineros de hasta 12 entraron en harina durante la tarde.

«¡El salmón apesta! Al mío sólo pienso ponerle aguacate», protestaba Guillermo, un pequeño amante de la cocina mexicana, mientras rellenaba su barquillo en compañía de su amiga Lucía. Más que el pescado, a estos amigos les gustan platos como los espaguetis o el cuscús, pero el taller liderado por Mikel Fiestras, al frente del restaurante La Regadera, hizo hincapié en fomentar los buenos hábitos alimenticios y el amor por la verdura. Los alumnos de la Escuela de Hostelería Egibide-Mendizorrotza les ayudaron a terminar los platos con éxito y, como novedad, los niños vivieron un momento puramente ‘Masterchef’ a la hora de tener que ir al ‘mercado’ a recoger los productos y dividirse en los equipos rojo, amarillo, azul, verde y negro.

Los aitas y las amas quedaron al margen de esta aventura culinaria así que Aker, la querida mascota del Baskonia, visitó a los niños para darles ánimos. «Ángela está un poco nerviosa porque el año pasado vino con sus primas y esta vez viene sola, pero se lo pasará genial», confiaba su madre Emilia Márquez. Dicho y hecho. Una hora después, la pequeña ya había hecho nuevos amigos y soñaba con hincarle el diente a la apetitosa brocheta de pollo con verduritas que había preparado.

Crónicas carnívoras

«¡Necesito ayuda con el pintxo!», exclamaba Ariane mientras trataba de intercalar los trozos de carne con pequeñas tiras de pimiento verde y rojo. A su lado, Izaro ponía muecas al mirar la carne. «Soy vegetariana y no quiero comer el pollo, así que le he puesto poco», explicaba. Al mismo tiempo, en la mesa siguiente, se desataban las crónicas carnívoras. «¡Necesito otro pollo!», repetía Dalla. «¡No le deis más, que ya tiene muchos!», protestaba su compañero Adrián. «Separad un poco los trozos entre sí o no se cocinarán correctamente», les recordaban los estudiantes de Hostelería.

Los niños también trabajaron su talento periodístico, ya que mientras las brochetas se doraban en el horno aprovecharon la ocasión para indagar sobre la vida de un chef profesional. «¿Cuántas veces te has quemado en la cocina?», preguntaba Oihana a Mikel Fiestras sobre el escenario. «Más de las que me gustaría, pero no quiero desanimaros, ¡te curas bien y ya está!», se sinceraba el chef. Tras una breve sesión de baile, los pequeños ‘stagiers’ volvieron a sus puestos para dar forma a un apetitoso cruasán relleno de chocolate. Estos postres corrieron el peligro de terminar transformados en churros, pero niños más mayores como Enxi ayudaron a sus hermanas, primas y amigas a enrollar el dulce a la perfección. «¿Habíais cocinado antes?», preguntó una alumna de Egibide. «No, pero me lo estoy pasando genial», aseguraron sus aprendices.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos