Ardoaraba invita a echar una copa en Montehermoso

Una treintena de personas participaron en la visita a Montehermoso con cata incluida. /Blanca Castillo
Una treintena de personas participaron en la visita a Montehermoso con cata incluida. / Blanca Castillo

La casa de la marquesa vitoriana acogió ayer la cita propuesta por la fiesta del vino alavés dentro de 'La Ruta de los Palacios', que abre hoy las puertas de Villasuso

Jorge Barbó
JORGE BARBÓ

Sacó la cristalería buena y descorchó lo mejorcito de su bodega. La marquesa de Montehermoso invitó ayer a echar unos tragos en su casa con motivo de Ardoaraba, la gran fiesta del vino alavés. Fueron treinta los invitados que, puntuales, a las 12.30 horas, acudieron a la cita, organizada por Gasteiz On dentro de su 'Ruta de Palacios'. Como buena anfitriona, doña María del Pilar de Acedo y Sarriá, de espíritu presente, permitió a sus huéspedes husmear por las dependencias de su otrora residencia. Delegó, eso sí, en una guía para realizar la visita, en la que se explicó cómo el viejo palacio fue concebido convento en 1524, pasó a ser residencia de la familia Aguirre-Esquível y terminó alojando a emperadores, reyes, príncipes y 'celebrities' de todo pelaje de la época.

Durante el 'tour' empapado en tinto y blanco no se escatimó en los detalles más íntimos de todo cuanto ha acaecido entre esos muros de pura piedra de sillería en estos siglos. Ni siquiera en el tórrido romance que la anfitriona mantuvo con el napoleónico hermanísimo, José I Bonaparte (Pepe Botella para los enemigos), que fue la comidilla de la España del XIX hasta tal punto que, a falta de memes, por aquel tiempo rulaba por la capital del reino una coplilla tirando a zafia sobre el 'affaire' del monarca con la muy señora vitoriana. «La Montehermoso / tiene un tintero / donde moja su pluma / José Primero», decía la letra.

Ardoaraba 2017

'La Ruta de los Palacios'.
Hoy (Villasuso) y mañana (BiBat) a las 12.30 horas.
Carpa Plaza de la Provincia.
Bodegas Goianea, Bodegas de Santiago, Ramón Saenz, Gerardo Viteri, Arabako Sagardoa, Cava, Gildas Albizabal, Sal de Añana, Slow Food.
Carpa Matxete.
Txakoli Ametza, Txakoli Txikubin, El Otero, Guzman Aldazabal, Rias Baixas, Cambados Ciudad Europea del Vino 2017, Gik, Barandaño, Caserío Gastaka, Escuela de Cocina Mendizorroza.
Carpa Fueros.
Artomaña Txakolina, Arabarte, Eguren Ugarte, Mitarte, Muro, Señorío de Las Viñas, Berarte, Covila, Aiaraldea, Artzai Gazta, Boilur, Talos y Eguía.
Horarios de las carpas.
Viernes y sábado, de 12.30 a 15.00 y de 19.00 a 22.30 horas.

Tras un porrón de anécdotas y datos históricos llegó el momento de que los pacientes invitados cataran los vinos que habían traído los de Eguren Ugarte para la ocasión. Porque, al fin y al cabo, el asunto iba de empinar el codo. En el depósito de aguas, Asun Eguren, administradora de la bodega de Laguardia, invitó al personal a probar su laureado blanco joven y su sorprendente '40', un tempranillo que aspira a conquistar el paladar de los más jóvenes. Las visitas guiadas con cata incluida continuarán hoy (también a las 12.30 horas), en el Palacio Villasuso, donde la denominación de origen Arabako Txakolina ofrecerá sus mejores y mañana se trasladarán a la misma hora al BiBat, donde se servirán vinos de la bodega Pascual Berganzo-Alútiz de Samaniego.

Escultura de barricas

Antes de pasar por casa de la marquesa embriagada, la comitiva de Ardoaraba hizo parada y fonda en la plaza España, donde se descubrió una instalación formada por 32 barricas de roble americano, apiladas a modo de arcos, en los soportales frente a la oficina de turismo. El conjunto, que se sostiene gracias a una estructura autoportante de madera, tiene un peso de unos 1.800 kilos (900 cada 'arco') y ya empieza a rivalizar con el famoso 'seto' de la Virgen Blanca como fondo para selfies de los que visitan la ciudad.

La instalación de la plaza de España se compone de 32 barricas.
La instalación de la plaza de España se compone de 32 barricas. / B. Castillo

La intención de los promotores pasa por mantener la dionisiaca instalación hasta el próximo mes de marzo, cuando se celebrará una nueva edición de Wine Berria, la fiesta que volverá a llenar la copa de la capital alavesa, esta vez para celebrar el vino nuevo. «Con las barricas, la idea es identificar Vitoria como ciudad del vino y que la gente sienta orgullo por ello», apuntó Valentín Basañez, vicepresidente de la asociación Vitoria Gasteiz Wine City.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos