La cantera vitoriana de la danza, al exilio

Uno de los espectáculos del centro de danza, que lleva décadas formando bailarines en Vitoria. /estudio sofía abaitua
Uno de los espectáculos del centro de danza, que lleva décadas formando bailarines en Vitoria. / estudio sofía abaitua

La academia Sofía Abaitua, una de las de mayor solera de la ciudad, hará su gala de fin de curso en Bilbao ante la negativa de Vitoria a alquilarle el Principal

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

El estudio de danza Sofía Abaitua celebrará por primera vez este año su espectáculo de fin de curso en el Palacio Euskalduna de Bilbao ante la negativa del Ayuntamiento de Vitoria a alquilarle el Teatro Principal, donde han desarrollado esta gala durante décadas. Tras más de treinta años actuando sobre las tablas del escenario vitoriano, una de las principales escuelas de baile de la capital alavesa y sus cerca de 100 alumnos se ven obligados así a abandonar su ciudad para celebrar la gala más importante del año, prevista para mediados de junio, en la capital vizcaína.

El año pasado la actuación se celebró en el teatro Félix Petite del centro cívico Ibaiondo y en 2016 en el teatro Federico García Lorca del centro cívico de Lakua, dos espacios que a juicio de los responsables de la escuela no reúnen las características necesarias para acoger un espectáculo como el suyo. «Estamos hartos de pelear y de que nos cierren las puertas. Con esta decisión pierde Vitoria y su cultura», lamenta Sofía Abaitua, la directora del centro. «La única razón que nos da el Ayuntamiento para no alquilarnos el Principal es que allí sólo bailan profesionales, cuando las escuelas municipales tampoco lo son y sí que actúan», se duele.

En su contexto

100
Alrededor de un centenar de alumnos de 3 a casi treinta años actuarán este año en el espectáculo de fin de curso que la escuela de danza Sofía Abaitua ofrecerá el 16 de junio en el Palacio Euskalduna de Bilbao.
Fines benéficos
El espectáculo de la academia de danza tiene siempre un fin benéfico. Lo recaudado se destinaba a una ONG cuando el escenario era cedido por el Ayuntamiento.

Abaitua subraya que su indignación no es por una negativa a la cesión del espacio, sino a su alquiler, porque están dispuestos a pagar. Tras años de lucha, se muestra «muy contenta» de representar este año el espectáculo en Bilbao, una sensación que al parecer comparte la mayoría de las familias a pesar de los inconvenientes que supone. «Los padres están encantados porque comparten mi hastío. La respuesta, también por parte de los bailarines, al traslado ha sido muy positiva porque el Euskalduna tiene mucho renombre», subraya la directora, que se muestra convencida de que llenarán las 600 localidades previstas.

«Privilegio, no derecho»

El Ayuntamiento de Vitoria sigue una particular política de alquiler del Principal. En este caso concreto, alegan que el uso del teatro se reduce a «exhibiciones de escuelas públicas o compañías contratadas» y que la situación de la que hasta 2015 había disfrutado el estudio de Sofía Abaitua «era un privilegio y no un derecho». Fuentes municipales consideran que el traslado a Bilbao «no supone perder un evento de magnitud» y deslizan que en años anteriores «no se había completado el aforo».

Insisten en que «hay decenas de peticiones como la de Sofía Abaitua y los técnicos realizan una reflexión y valoración de cada una de ellas y el espacio que es más acorde para cada propuesta. El Principal tiene unos criterios de calidad que no se asemejan al resto de ubicaciones municipales», espacios que recuerdan ya se han ofrecido a esta escuela. Añaden además que los técnicos del Principal están rebasando el límite de sus horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos