Calleja y Oiarzabal: dos aventureros en Vitoria

Jesús Calleja y Juanito Oiarzabal posan en los humedales de Salburua, en Vitoria./Ataria
Jesús Calleja y Juanito Oiarzabal posan en los humedales de Salburua, en Vitoria. / Ataria

El presentador leonés ha visitado la capital alavesa para rodar un programa con el montañero vitoriano

NURIA NUÑO

Jesús Calleja es un hombre polifacético. Alpinista, piloto de motos y de avionetas, aventurero y deportista. A su extenso currículo, sumó hace ya más de una década una nueva faceta profesional; la de presentador de televisión. Precisamente, la grabación de uno de estos programas documentales, que emite con éxito Cuatro, es la razón que le ha traído esta semana a Vitoria.

Calleja se dejó ver este miércoles por distintos rincones de la capital alavesa en compañía de Juanito Oiarzabal. El montañero vitoriano será el protagonista de uno de sus nuevos espacios. Tal y como ha quedado reflejado en las redes sociales, ambos visitaron uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad: el centro de interpretación de los humedales de Salburua, Ataria, la principal puerta de acceso a este parque vitoriano.

No fue el único momento que ambos compartieron. El aventurero leonés también colgó un vídeo en su cuenta de Instagram grabado en el rocódromo de un gimnasio vitoriano. En él, Calleja define a Oiarzabal como «una leyenda» del Himalayismo, «el primer español y la sexta persona en el mundo en conseguir escalar los catorce 'ochomiles. Luego, siguió repitiendo hasta tener 27 en total, nadie en el mundo lo tiene», escribe.

Calleja, que pasó toda la jornada con Oiarzabal, recuerda que el escalador alavés «se ha jugado la vida muchas veces, simplemente por ese espíritu que tenemos los humanos de llegar a los lugares más inaccesibles y hacer cosas imposibles, seguir explorando, la osadía, la aventura... Hay personas que dejan una huella imborrable en la historia.. A veces pagas un duro peaje...», concluye. Y es que, en el vídeo, ambos bromean a costa de los pies del montañero alavés. Éste fue operado en el año 2004 de las graves congelaciones que sufrió en sus extremidades inferiores tras el ascenso al K-2. 'La gran montaña' se llevó casi completamente todos los dedos de sus pies.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos