Las bodegas aplauden la diferenciación de los vinos de Rioja Alavesa con el reto de demostrar su calidad

Las botellas con la cosecha de este 2017 llevarán ya las nuevas etiquetas.
Las botellas con la cosecha de este 2017 llevarán ya las nuevas etiquetas. / Igor Aizpuru

Creen que la aprobación de los vinos de zona y municipio era «necesaria» pero avisan de que #«ahora toca trabajar y hacer un buen producto»

MARÍA REGOVitoria

La reciente aprobación del desarrollo de los vinos de zona y municipio, o pueblo, en el pleno del Consejo Regulador deja atrás una larga etapa de reclamaciones a favor de una mayor diferenciación de los vinos de Rioja Alavesa dentro de la Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja. La decisión aparca asimismo -al menos por dos años- la solicitud firmada por unas 40 empresas de la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa (ABRA) y presentada en julio de 2016 ante el Gobierno vasco para la creación de la marca protegida ‘Arabako Mahastiak-Viñedos de Álava’. Pero el acuerdo alcanzado el pasado viernes, unánime y calificado de «histórico», abre además una nueva era, donde dar «prestigio» a las futuras etiquetas se asoma como principal reto. «Ahora toca trabajar y hacer buenos vinos, intentar ser mejores», comparten los profesionales del sector consultados por este periódico.

En la comarca que a partir de la cosecha de este mismo año ganará visibilidad en las botellas consideran que «era necesario». «Se trata de un paso grande e interesante, más por la diferenciación por pueblo que por subzona porque donde realmente te puedes distinguir es en lo pequeño», razona Juan Luis Cañas, al frente de Bodegas Luis Cañas, en Villabuena, donde cuatro generaciones de este apellido se han dedicado al cultivo de la vid. La experiencia le dice que «el futuro de subdenominaciones como la nuestra» se encuentra en «hacer las cosas mejor». «Un pueblo se puede hacer famoso si el conjunto de sus bodegas lo hacen bien», plantea, con ejemplos como Burdeos, desde esta empresa encuadrada en el grupo de exportadores de Rioja Alavesa (Araex).

A apenas un cuarto de hora en coche de la ‘sede’ de la familia Cañas se levanta la bodega Casado Morales, en Lapuebla de Labarca, donde realizan una reflexión similar tras casi un siglo dedicados a la viña. «El vino de los pueblos más pequeños, si se hace bien, será muy cotizado. Los instrumentos para lograrlo los tenemos, pero ahora que cada uno haga lo que crea», sugiere Joseba Casado con la vista ya puesta en la próxima vendimia que, calcula, llegará «a principios de septiembre» para la uva blanca. La fórmula propuesta para diferenciar los vinos de la comarca no sólo ayudará al sector bodeguero, opinan en esta empresa asociada a ABRA, sino que «el mayor beneficiario será el consumidor» pues de un vistazo obtendrá un buen puñado de información a la hora de elegir el producto. «Y eso es mejor para todos», recalca.

«Se da un valor añadido»

La idea es que las futuras etiquetas lleven, de arriba a abajo, el nombre comercial, ‘Rioja’, y la identificación ‘Rioja Alavesa’ -con el mismo tamaño de letra, tipo y color frente a la actual versión reducida- con la posibilidad de indicar el municipio, por ejemplo, ‘Vino de Laguardia’. De esta forma, cree Casado, se camina «hacia la calidad y se premia la viña y el resultado» tras unos años en los que el debate en torno a este asunto «se había politizado demasiado». «Se da un valor añadido», destaca Ignacio Gil desde Bodegas Mitarte, situadas un poco más al norte de la comarca, en Labastida, con sesenta años de trabajo en la tierra. Es por ello que aplaude la nueva categorización por «buena e importante» para la zona y «algo que todos reclamábamos».

«Ha tardado en llegar pero lo hemos conseguido. Ahora toca trabajar, hacer buenos vinos y lograr que sean conocidos en el mundo», aboga Gil, consciente de que la labor no acaba con la consecución de la ansiada diferenciación. Cañas apuesta por «hacer más cosas» para convertir los vinos de Rioja Alavesa en «algo especial», pero da la bienvenida al movimiento del Consejo Regulador -presidido desde finales de junio por el alavés Fernando Salamero- que coincide con «un cambio de gente, más joven y abierta» en su seno.

Fotos

Vídeos