Bizikleteroak alerta de problemas de seguridad e incidencias en trece puntos de la red de bidegorris

Escalón causado por la erosión del terreno en la vía verde, a unos 200 metros de Eskalmendi. /E. C.
Escalón causado por la erosión del terreno en la vía verde, a unos 200 metros de Eskalmendi. / E. C.

Detectan ‘trampas’ en el pavimento en la vía verde del Vasco-Navarro y Salburua y piden bolardos y más señalización para reforzar su prioridad en varias zonas del centro

SALVADOR ARROYO

Surcos y baches en el pavimento, señalización deficiente e incluso hierros de forjado al descubierto. Hasta trece lugares sensibles para la seguridad de los ciclistas (e incluso de los peatones) aparecen en el último Observatorio de la Bicicleta que firma el colectivo de ciclistas urbanos Gasteizko Bizikleteroak. El informe, en el que se recogen los puntos negros de la red de itinerarios de Vitoria para estos vehículos de dos ruedas, se refiere al último trimestre y no solo plantea exigencias, también aporta posibles soluciones al departamento municipal de Espacio Público.

Es lo que sucede, por ejemplo, con la ubicación de los pasos de peatones del Bulevar de Salburua, entre las calles Cuenca del Deba y Juan Carlos I. Existen tres y ni un tramo ciclista marcado pese a existir un carril para ellos en la acera que discurre junto al humedal. Hoy las distancias entre esos pasos son de 115 y 410 metros. Y en la conexión con la avenida de Bruselas, alertan, «el peatón tiene que recorrer hasta 50 metros por la mediana» para enlazar con el siguiente ‘pasillo’ que le permita cruzar al otro lado del bulevar.

Los bicicleteros proponen en este punto tramas peatonales a la altura de las calles París, Copenhage y Berlín distanciadas en no más de 150 metros. Y en el zigzag de la calle Viena, conectar las aceras desdobladas tanto por el norte como por el sur «lo que ayudaría a reducir la velocidad de los vehículos».

Riesgo directo para el ciclista es el que advierte Gasteizko Bizikleteroak en Beato Tomás de Zumarraga. Las obras reducirán la anchura del carril bici y minimizarán «la seguridad». En ese nuevo escenario se requieren «resaltes tipo cebra» en la línea continua que separa las vías de circulación entre Ramiro de Maeztu y el paso situado frente al Hospital Vithas San José. Pero también, que entre ese mismo paso y Cercas Bajas, se desplace la zona de carga y descarga hacia la calzada -y no hacia la acera, como está previsto-. De este modo los ciclistas podrían circular por un pasillo situado entre ambos espacios. ¿El efecto más inmediato? No se podría utilizar como zona de estacionamiento, como sucede en la actualidad.

Bolardos aplastados

La invasión de los coches no es algo puntual. Se denuncia también en la calle Escultor Ymbert, donde los bicicleteros requieren la instalación de bolardos. Reponer los que han desaparecido en la rotonda en la que confluyen las avenidas de Derechos Humanos y Reina Sofía, en Zabalgana, figura también en el debe del Ayuntamiento. El bidegorri está delimitado por este tipo de impedimentos para coches, pero muchos están aplastados. Una mejor señalización -que deje clara la prioridad ciclista- es lo que se demanda para la plaza del cementerio de Santa Isabel, en la conexión de Vitoria y Portal de Arriaga. Aquí también se ha improvisado un aparcamiento de coches.

De paso se pide repintar el ‘camino’ ciclista en todo ese entorno. Una solución que el colectivo sugiere también para el cruce entre Eulogio Serdán y Coronación. Gasteizko Bizikleteroak detecta asimismo ‘trampas’ en el pavimento en varios lugares de la vía verde del Vasco-Navarro; en el entorno de las piscinas de Gamarra, fundamentalmente, con un escalón «peligroso» causado por la erosión a unos 200 metros de Eskalmendi. En el acceso a Salburua desde Elorriaga, la arqueta pelada de hormigón de una compañía telefónica, que deja al descubierto sus tripas de hierro, es otro ejemplo de riesgo vial.

Otras peticiones

Aparcabicis de la estación de autobuses.
Se solicita optar por el Modelo Vitoria en lugar del actual por proporcionar más estabilidad, no requerir «agacharse» al ciclista y servir para todo tipo de ruedas y bicis.
Aclaración normativa.
En Vitoria hay numerosos pasos de prioridad ciclista marcados solo con una línea transversal. La ley exige dos y se requiere al Ayuntamiento aclarar si cumplen con la función de dar prioridad a los ciclistas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos