EH Bildu bloquea en Vitoria una declaración institucional por el aniversario de Miguel Ángel Blanco

Gorka Urtaran y Ramiro González depositan un ramo de flores en el homenaje tributado a Miguel Ángel Blanco en 2015. / Rafa Gutiérrez

El grupo liderado por Miren Larrion no permite que salga adelante un texto que denunciaba el «vil asesinato» del concejal de Ermua «por pensar diferente y querer trabajar por sus vecinos»

Ander Carazo
ANDER CARAZO

El lunes se cumpen 20 años del secuestro de Miguel Ángel Blanco, joven concejal del PP en Ermua, por parte de terroristas de ETA que le asesinaron 48 horas después en un descampado de Lasarte-Oria (Gipuzkoa). Un suceso imborrable en la memoria de millones de vascos que salieron a la calle para pedir su liberación a la banda. El grupo municipal del PP en Vitoria había solicitado que el Ayuntamiento realizase un homenaje y una ofrenda floral frente al monumento de las víctimas del terrorismo situado en la calle Portal de Foronda y la lectura de una declaración institucional.

La coalición abertzale ha rechazado apoyar un texto que catalogaba a ETA de «totalitarios» y «verdugos»

El alcalde Gorka Urtaran ha anunciado que el homenaje tendrá lugar el día 13 (jueves) en Lakua pero -según fuentes consultadas por EL CORREO- la lectura de un texto común por parte de los corporativos será imposible porque EH Bildu se ha desmarcado y ha decidido no apoyarlo en la Junta de Portavoces celebrada este viernes.

El grupo liderado por Miren Larrion ha rechazado apoyar un texto que catalogaba a ETA de «totalitarios» y «verdugos» frente a una sociedad vasca «demócrata» y «víctima» de los terroristas. «Miguel Ángel Blanco forma parte de nuestra memoria social y política y es nuestro deber recordar y contar a las nuevas generaciones su secuestro y vil asesinato. Constituye junto a todas y cada una de las demás víctimas del terrorismo un referente moral y político en la lucha contra el terrorismo», afirma la propuesta inicial presentada por la popular Leticia Comerón que han rechazado los soberanistas, que sí irán estarán presenentes en el acto previsto para el próximo jueves.

«Arrebatado a su familia»

En el documento, se describen las horas entre el 10 y el 13 de julio de 1997 como «la crónica anunciada del secuestro y cruel asesinato de un joven de 29 años, que fue arrebatado de su familia y asesinado por ETA por pensar diferente y querer trabajar por sus vecinos desde su labor de concejal en el Ayuntamiento de Ermua». En la reunión han alegado que «no comparten el relato».

Y eso que el PP había aceptado la inclusión de dos puntos impulsados por EH Bildu por los que el Consistorio de la capital alavesa se debía comprometer «con los derechos humanos de todas las personas y, en consecuencia, expresa su rechazo a todo tipo de violencia acontecida en nuestro país. Asimismo, muestra su compromiso para trabajar conjuntamente con la sociedad hacia un escenario de paz y convivencia con garantías de no repetición de lo sucedido, con honestidad y desde la repulsa a la violencia y la renuncia al uso partidario de las víctimas».

Los conservadores incluso habían dado 'luz verde' a que el Ayuntamiento manifestase «su compromiso con el derecho a la memoria, justicia al reconocimiento y la reparación de todas las víctimas, en especial en estas fechas a Miguel Ángel Blanco», pese a que esto desvirtuaba en cierta medida el objetivo inicial del PP, que quería centrar la declaración y el homenaje en su compañero de partido asesinado hace 20 años.

Fotos

Vídeos