Cuando las cosas se hacen bien

Presidente de Delegación en Álava del Colegio de Arquitectos Vasco-Navarro

LUIS GÓMEZ-PUENTE

Hace ahora un año, y muy a su pesar, el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN) declinó participar como jurado en el concurso convocado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para el futuro Gasteiz Antzokia. El motivo fue la negativa del Consistorio a modificar el pliego tras el recurso presentado por el COAVN. Los arquitectos pusimos de manifiesto el escaso valor que la Administración municipal daba a nuestro trabajo. Resultaba inaudito que un concurso destinado a una de las infraestructuras culturales más importantes de nuestra ciudad solicitase una ingente documentación previa, sin contraprestación económica, poniendo de manifiesto una desconsideración hacia nuestro tiempo y nuestro trabajo. A ello se añadía que al ganador tampoco se le premiaba con la adjudicación del proyecto, y debía ceder los derechos de propiedad intelectual al Ayuntamiento.

En caso de haber estado bien planteado, aquel concurso debería haber atraído decenas de competidores deseosos de llevar a cabo una de las infraestructuras culturales de referencia en Euskadi. El resultado fue decepcionante. Tan solo se recibieron 14 propuestas. A la vista de las últimas noticias, no parece que el trabajo de los equipos que se presentaron pueda servir para el nuevo Gasteiz Antzokia, lo que no hace sino incrementar la sensación de falta de respeto hacia su labor.

Recientemente se ha convocado otro concurso de arquitectura, con una respuesta completamente distinta, por parte de la Fundación Estadio para la reforma integral del edificio de la piscina cubierta. En colaboración con el COAVN se elaboró un pliego que respeta el trabajo intelectual y cualificado de los arquitectos. En una primera fase, abierta y anónima, se solicita una documentación mínima para que cada equipo plasme una idea arquitectónica. Un jurado técnico selecciona los finalistas, máximo cinco, que perciben una dotación económica de 7.000 euros para desarrollar una propuesta técnica y su correspondiente maqueta. El ganador, como no podía ser de otra forma, recibirá el encargo del proyecto de ejecución y la dirección de la obra.

Como consecuencia de esta convocatoria, la Oficina de Concursos del COAVN ha recibido más de 80 solicitudes de información de diferentes procedencias, de las que se han concretado 33 propuestas en la primera fase.

Teniendo en cuenta que la Administración es la principal promotora de proyectos, no estaría de más que se detuvieran un momento en estos datos: 14 propuestas para el Gasteiz Antzokia; 33 para la piscina de la Fundación Estadio.

Los concursos de arquitectura son necesarios y generan ideas de gran calidad, en beneficio de todos los ciudadanos. En ningún caso deben fomentar la precariedad laboral, ni convertirse en un problema económico para quienes concurren a ellos.

Desde la Delegación en Álava del COAVN consideramos que las instituciones públicas deben seguir el ejemplo de la Fundación Estadio, no limitando la participación de los profesionales y reconociendo el valor de su trabajo. Puede ser un primer paso para obtener las mejores propuestas para la ciudadanía, y para contribuir a sostener un tejido profesional altamente cualificado.

El COAVN pone su Oficina de Concursos a disposición de las distintas administraciones y de la ciudadanía en general, como herramienta para lograr los objetivos citados en este escrito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos