Betoño podrá albergar una universidad y una residencia juvenil

Un entrenamiento del Alavés en Betoño. /Rafa Gutiérrez
Un entrenamiento del Alavés en Betoño. / Rafa Gutiérrez

Urtaran inicia los trámites para recalificar las instalaciones municipales en las que ha puesto sus ojos el Alavés, ahora limitadas al uso deportivo

IOSU CUETO

Los terrenos de Betoño podrán albergar desde una universidad a una residencia juvenil, pasando por una biblioteca o un centro de investigación, que se podrán complementar con el actual uso deportivo. El Gabinete Urtaran prepara una modificación del Plan General -el documento urbanístico de mayor rango de la ciudad- con el fin de ampliar el abanico de proyectos que tendrían cabida en las antiguas instalaciones de Michelin, de las que pretende desprenderse por su elevado coste de mantenimiento. Como es sabido, el Alavés suspira por ellas desde hace dos años para levantar su ciudad deportiva, aunque ya ha dejado entrever que no está dispuesto a pagar los 16,2 millones de euros fijados por una tasación municipal. De hecho, el club ha tanteado otras alternativas en los últimos meses, como unos terrenos de Zurbano.

En concreto, el Gabinete Urtaran ha tramitado una consulta pública previa a la modificación estructural del Plan General para recalificar 99.591 metros cuadrados de Betoño que están clasificados como de uso deportivo y que, en la práctica, suponen casi el 96% de las instalaciones, que en total alcanzan los 103.909 metros.

La documentación detalla que los suelos afectados pasarían a estar calificados como 'sistema local de equipamiento genérico privado', de modo que puedan ubicarse «otros usos» adicionales al deportivo y que dicha parcela, una vez tenga carácter patrimonial, «pueda enajenarse a operadores privados que puedan estar interesados». En la práctica, esta nueva clasificación abre la puerta a instalar diversos proyectos -deportivos, universitarios, educativos, sanitarios, asistenciales, culturales-asociativos, de administración, alojamientos dotacionales e incluso religiosos y de defensa del Estado-. Es decir, todas las opciones dentro del uso de equipamiento excepto la de espectáculos. Así pues, si el Alavés se hiciera con los suelos no solo podría levantar por fin en ellos su ciudad deportiva, sino que la operación también permitiría la construcción de la sede de Euneiz (European University of Gasteiz), la universidad que impulsa el Baskonia para fusionar en Vitoria deporte y tecnología.

Limitar la edificabilidad

Si esta modificación sale adelante tras pasar por el pleno, «potenciará la concurrencia» a la hora de vender Betoño y «mejorará el valor de la parcela», defendió ayer Itziar Gonzalo, concejala de Urbanismo. Además, la tramitación servirá para «ajustar su edificabilidad a la baja para reducir el impacto de posibles construcciones sobre las áreas residenciales y humedales cercanos». El concejal de EH Bildu Antxon Belakortu criticó ayer este cambio urbanístico al considerarlo «un traje a medida» para el Alavés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos