Los bares de Vitoria que programen más de dos conciertos aún no serán multados

Concentración de hosteleros y músicos ante la publicación de la nueva normativa./Igor Aizpuru
Concentración de hosteleros y músicos ante la publicación de la nueva normativa. / Igor Aizpuru

El Gabinete Urtaran se muestra flexible hasta que el Gobierno vasco aclare las dudas existentes, a la vista de la incertidumbre de músicos y hosteleros aunque -eso sí- no cederá en los límites horarios

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Los bares que programen más de dos conciertos al mes no serán multados hasta que el Gobierno vasco no responda a las dudas surgidas a raíz de la aplicación de la normativa que regula las actuaciones musicales en locales hosteleros. Así lo ha confirmado esta mañana el concejal de Espacio Público Iñaki Prusilla tras las cuestiones planteadas por la asociación cultural Orbain Kultur Elkartea sobre la controvertida regulación, que se trata en realidad de la aplicación de la ley autonómica de espectáculos.

Como representante de músicos y hosteleros, Iker Zubia, miembro de Orbain, se ha encargado de expresar una serie de dudas a las que se enfrenta el sector. Entre ellas, se plantea si otras actividades que incluyan música aunque sin tratarse específicamente de conciertos entran dentro de la restricción de dos al mes. «La ley habla de eventos en general y no de conciertos, así que estamos a la espera de que se aclaren las dudas por parte del Gobierno vasco. Esto supone que hasta que obtengamos esa respuesta dejamos en 'standby' la aplicación de lo que se refiere al número de conciertos», ha aclarado Prusilla al mismo tiempo que hacía un llamamiento a la calma de los afectados.

Eso sí, el Gabinete Urtaran ha dejado claro durante una comisión sin la presencia del PSE –que ostenta la cartera de Cultura con Estíbaliz Canto a la cabeza– la existencia de dos líneas rojas que no se pueden traspasar bajo ningún concepto. «No seremos flexibles en cuanto al horario, que es hasta las 22.00 horas en base a la ordenanza municipal de ruidos. Y tampoco en cuanto a la duración del concierto, para la que se establece un máximo de dos horas», ha subrayado el edil jeltzale.

Precisamente estos dos puntos son también motivo de desconcierto para músicos y hosteleros. Desde Orbain se cuestionan si las pruebas de sonido están incluidas en la duración máxima de dos horas, si una posible sesión de DJs posterior entraría también en el límite horario o qué solución se da en el caso de que el espectáculo contratado supere los 120 minutos. Respecto al límite horario de las 22.00 horas, la duda principal es si se mantendrá durante todo el año o se ampliará en fechas señaladas como las fiestas de la Virgen Blanca o eventos de ciudad como el Azkena Rock, el Festival de Jazz o el Gasteiz Calling.

Además surgen dudas sobre si se consideraría uno o dos conciertos si se producen dos actuaciones de grupos diferentes seguidas o qué ocurriría con las expresiones culturales que mezclan música con otras artes. Iñaki Prusilla no se pronunció sobre los plazos con los que cuenta el Ejecutivo autonómico para dar respuesta a estas incertidumbres. Por su parte, los afectados insisten en que sea en la mayor brevedad de tiempo posible ya que «la inquietud de agentes culturales y hosteleros aumenta según se acerca el verano», apuntaba Iker Zubia, que denunciaba además que la aplicación de la ley tal y como se plantea «choca frontalmente» con el Plan Estretégico de Cultura y supondrá una afección para el turismo y la economía de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos