El Ayuntamiento de Vitoria probará dos 'buses exprés' por la ciudad antes de encargar su compra

San Sebastián también ha probado en las últimas semanas un modelo eléctrico de Irizar. /josé usoz
San Sebastián también ha probado en las últimas semanas un modelo eléctrico de Irizar. / josé usoz

La adjudicataria deberá ceder a Tuvisa un modelo estándar y otro articulado para que la compañía compruebe su funcionamiento

IOSU CUETO

Los vitorianos verán pasar el 'bus exprés' meses antes de su implantación, aunque deberán esperar a 2020 para subirse en él. El Ayuntamiento solicitará a la adjudicataria del contrato que le entregue «dos prototipos» -uno del modelo estándar y otro del articulado- para que Tuvisa los ponga a prueba. El Consistorio analizará su comportamiento y «tendrá que aceptarlos» antes de encargar la flota completa, que estará compuesta por trece autobuses: seis de 12 metros de longitud y siete de 18 metros. Así lo anunció ayer el alcalde, Gorka Urtaran, poco después de que su Gobierno aprobara la licitación del contrato más importante de la legislatura, con un presupuesto máximo de 44.691.341 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 65 semanas. Ambos conceptos podrán ser rebadajos por los interesados en conseguir el contrato.

Como avanzó el domingo este periódico, el concurso retará a las empresas a ofrecer un vehículo 100% eléctrico «innovador y vanguardista» tanto por dentro -con las últimas soluciones tecnológicas que ofrecen ya las empresas del sector- como por fuera. El regidor recalcó que los pliegos aprobados «son abiertos, por lo que cada licitador deberá presentar soluciones tecnológicas y estéticas propias».

Cuatro puertas

Los vehículos deberán contar con una capacidad mínima para 65 personas -21 de ellas sentadas- en el caso de los urbanos estándar, mientras que los articulados darán servicio a un mínimo de 100 personas -30 sentadas-. Además, y como novedad, también incorporarán «tres espacios para sillas de ruedas» -el máximo de plazas que dispone ahora Tuvisa en algunos de sus vehículos- y uno más, cuatro, en el caso de los articulados. De cara a facilitar la accesibilidad, los autobuses más largos tendrán «cuatro puertas»,dos de ellas en la parte delantera y otras tantas en la parte trasera. Es decir, una más que los actuales articulados.

Urtaran agregó que el también llamado Bus Eléctrico Inteligente (BEI) tendrá una frecuencia «de 8 minutos». Es uno más de los 7 anunciados en diciembre por los responsables del Gobierno en la presentación del proyecto, aunque el alcalde recordó que «los expertos dicen que estar por debajo de los 10 minutos -la actual media de Tuvisa- es muy bueno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos