El Ayuntamiento instalará cinco aparcamientos seguros de bicis con cincuenta plazas cada uno

Usuarios del parking automatizado de Lakua/Rafa Gutiérrez
Usuarios del parking automatizado de Lakua / Rafa Gutiérrez

Las ubicaciones en las que se colocarán estos nuevos guardabicis son la calle Olaguíbel, la trasera de Correos, el paseo de la Universidad, la calle Los Molinos y el aparcamiento de Mendizorroza

ELCORREO.COM

El Ayuntamiento de Vitoria instalará cinco aparcamientos seguros de bicicletas cubiertos en diferentes puntos de la ciudad con cincuenta plazas cada uno. La Junta de Gobierno Local ha aprobado esta mañana volver a sacar a licitación el suministro y la gestión de estas cinco infraestructuras, un proyecto incluido en el proceso participativo ‘Mejorando Vitoria-Gasteiz Hobetuz’ en consonancia con el Plan de Movilidad Sostenible y el Plan Director de la Bicicleta que impulsa la ciudad. El concurso ha quedado desierto en un primer intento, aunque se confía que en esta segunda ocasión pueda adjudicarse. Para ello, se han modificado los criterios de solvencia económica exigidos a las empresas.

El pliego diseñado por el Departamento de Medio Ambiente y Espacio Público indica que el Ayuntamiento contratará cinco módulos de aparcamiento desmontables que ofrecerán un espacio seguro, controlado y vigilado. El contrato contará con un presupuesto de 140.000 euros y un plazo para la colocación de las ‘jaulas’ de tres meses. También es objeto de este contrato el control de accesos, la gestión de altas y bajas de usuarios y usuarias, el cobro de abonos y el mantenimiento (incluida la limpieza) de estas infraestructuras, así como la propia instalación de los módulos.

Las ubicaciones en las que se colocarán estos nuevos guardabicis son la calle Olaguíbel, Nuestra señora del Cabello (trasera de Correos), el paseo de la Universidad, la calle Los Molinos y el aparcamiento de Mendizorroza. Todos se integrarán en un sistema de bicilonjas que el Ayuntamiento pretende implantar en los próximos años, por lo que el sistema de control deberá ser adaptable. En ese sentido, hay que recordar que recientemente el Ayuntamiento también ha aprobado una ordenanza que posibilita la creación de bicilonjas en los locales vacíos del municipio.

Los aparcamientos estarán formados por módulos cubiertos y accesibles. Contarán con accesos de al menos 80 centímetros de ancho y puerta automática con sistemas de seguridad, control de accesos inteligente y vídeo grabación. La empresa adjudicataria también deberá ofrecer puntos de carga para bicicletas eléctricas. Los módulos serán de unas dimensiones de 9 metros de largo y 5,5 de ancho, con capacidad para 50 bicis. En cuanto a la distribución, existirá una calle de maniobra y anclajes de bicis a ambos lados. Una de las condiciones que el Ayuntamiento exigirá será que los módulos sean fácilmente desmontables, de cara a poder trasladarlos a otras ubicaciones en un futuro.

El servicio se deberá prestar de forma universal, sin tarjetas específicas. Preferiblemente, mediante una aplicación para teléfonos móviles y registro web. Para ello se contará con una app informática disponible en teléfonos móviles en la que, además, se conocerá en tiempo real el estado del aparcamiento en función de la ubicación del usuario.

Fotos

Vídeos